La dinámica de la confianza: comunicación, acción y terceras partes Reportar como inadecuado




La dinámica de la confianza: comunicación, acción y terceras partes - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Revista de Economía Institucional 2010, 12 (23)

Autor: Bart Nooteboom

Fuente: http://www.redalyc.org/


Introducción



Revista de Economía Institucional ISSN: 0124-5996 ecoinstitucional@uexternado.edu.co Universidad Externado de Colombia Colombia Nooteboom, Bart LA DINÁMICA DE LA CONFIANZA: COMUNICACIÓN, ACCIÓN Y TERCERAS PARTES Revista de Economía Institucional, vol.
12, núm.
23, 2010, pp.
111-133 Universidad Externado de Colombia Bogotá, Colombia Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=41915521006 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto LA DINÁMICA DE LA CONFIANZA: COMUNICACIÓN, ACCIÓN Y TERCERAS PARTES Bart Nooteboom* L a noción de confianza es plural y elusiva, y evoca muchos malentendidos que es necesario aclarar para un debate y un análisis sensatos de la confianza.
¿Qué es la confianza, en quién se puede confiar, en qué y con qué bases? Una primera definición podría ser: “Confío cuando soy vulnerable a las acciones de algún otro pero creo que no me hará un daño significativo”. ¿Quién es el depositario de la confianza, en el que se confía? Uno puede confiar en individuos, organizaciones, instituciones y sistemas. Por ejemplo, en la crisis financiera la desconfianza en la banca puede referirse a los banqueros, a los bancos y sus políticas, a las entidades supervisoras (como los bancos centrales) o a los mercados financieros y de trabajo.
Uno puede confiar en las personas que trata, pero esto no es suficiente.
¿Los supervisores o sus socios las respaldan? Eso depende de su papel, posición y autoridad en la organización. Uno puede confiar en una organización, por ejemplo, con base en su reputación, pero esto no asegura en sí mismo que pueda confiar en las personas con las que trata.
Las personas no siempre buscan confiablemente los intereses de la orga...





Documentos relacionados