Diseño y arquitectura Reportar como inadecuado




Diseño y arquitectura - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

ARQ 2001, (49)

Autor: Montserrat Palmer Trias

Fuente: http://www.redalyc.org/


Introducción



ARQ ISSN: 0716-0852 revista.arq@gmail.com Pontificia Universidad Católica de Chile Chile Palmer Trias, Montserrat Diseño y arquitectura ARQ, núm.
49, diciembre, 2001, p.
0 Pontificia Universidad Católica de Chile Santiago, Chile Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=37504901 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto Editorial Diseño y Arquitectura Design and Architecture Dice Boris Ivelic, a cargo del proyecto del barco de colonización “Amereida”: “el espacio de la arquitectura es en un lugar al que le da un destino.
La arquitectura es inmóvil, su movimiento es la luz que va transformando su espacio”. La embarcación Amereida de la Universidad Católica de Valparaíso, presentada hace 6 años (ARQ Nº29 de abril de 1995), aún en proyecto, vuelve a esta revista como “un gran objeto construido”, navegando, no como arquitectura. Este número de ARQ, realizado con la participación de la Escuela de Diseño de nuestra Facultad, se refiere, no sólo a objetos y a diseño gráfico, sino también a las varias actividades que requieren de forma y organización en nuestra sociedad: montajes, instalaciones, juegos, banquetes, imagen pública, etc. Si damos una mirada a nuestro entorno físico habitual, todo aquello que vemos, -especialmente lo móvil y cambiante-, es de dominio del diseño: un universo en expansión, casi amenazante a veces: el campo que abarca es inmenso y multiforme. En ciertos casos, en clara fagotización o competencia con la arquitectura: desde los avisos gigantes permanentes coronando nuestros edificios, a los que los cubren por unos meses, como hoy a la Biblioteca Nacional. Quizás sólo en el barroco hubo tal competencia entre lo provisorio ...





Documentos relacionados