Razón moderna y otredad. la interculturalidad como respuesta Reportar como inadecuado




Razón moderna y otredad. la interculturalidad como respuesta - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Ma. Laura Méndez ; Alejandro Ramírez ; Patricia Cabrera ; Paola Barzola ; Martín Maldonado ; Pablo Farneda ;Ciencia, Docencia y Tecnología 2012, XXIII (44)

Autor: Mirta A. Giaccaglia

Fuente: http://www.redalyc.org/


Introducción



Ciencia, Docencia y Tecnología ISSN: 0327-5566 cdyt@uner.edu.ar Universidad Nacional de Entre Ríos Argentina Giaccaglia, Mirta A.; Méndez, Ma.
Laura; Ramírez, Alejandro; Cabrera, Patricia; Barzola, Paola; Maldonado, Martín; Farneda, Pablo Razón moderna y otredad.
La interculturalidad como respuesta Ciencia, Docencia y Tecnología, vol.
XXIII, núm.
44, mayo, 2012, pp.
111-135 Universidad Nacional de Entre Ríos Concepción del Uruguay, Argentina Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=14523080004 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto Humanidades y Ciencias Sociales investigación Razón moderna y otredad.
La interculturalidad como respuesta Giaccaglia, Mirta A.; Méndez, Ma.
Laura; Ramírez, Alejandro; Cabrera, Patricia; Barzola, Paola; Maldonado, Martín; Farneda, Pablo Resumen La razón occidental, en la Modernidad, instituyó modos de pensar, sentir y hacer fundados en ideas de progreso lineal e ilimitado y en la ciencia como conocimiento legítimo, con base en el Estado burgués, esperando garantizar bienestar y libertad.
Luego, los genocidios y los totalitarismos demostraron que la fe en ciertas certezas y determinismos sólo conducía a la imposibilidad de convivencia y a la falta de un reconocimiento recíproco.
Por ello, en los tiempos contemporáneos sólo queda apostar a una política sin fundamento en la trascendencia, donde la alteridad conmueva lo que pretenda estabilizarse, y el acontecimiento azaroso configure las modalidades de construcción y proyección de un porvenir.
La perspectiva intercultural, desde una prudencia marcada por los errores de una confianza ciega en un modelo único, puede contribuir a pensar las múltiples vías de reconstrucción...





Documentos relacionados