Los estudios áureos de antonio alatorre Reportar como inadecuado




Los estudios áureos de antonio alatorre - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Nueva Revista de Filología Hispánica 2012, LX (1)

Autor: Antonio Carreira

Fuente: http://www.redalyc.org/


Introducción



Nueva Revista de Filología Hispánica ISSN: 0185-0121 nrfh@colmex.mx Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios México Carreira, Antonio Los estudios áureos de Antonio Alatorre Nueva Revista de Filología Hispánica, vol.
LX, núm.
1, 2012, pp.
27-49 Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios Distrito Federal, México Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=60229094003 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto ­ LOS ESTUDIOS ÁUREOS ­ DE ANTONIO ALATORRE1 Agradezco profundamente al Colegio de México que me haya dado oportunidad de hablar de Antonio Alatorre, un maestro que muchos de ustedes conocen mejor que yo.
El único título que puede justificar mi osadía, además de una admiración antigua, es mi relación con él durante las tres estancias que en­ esta casa fui profesor invitado, y una amistad epistolar que ha durado diez años, e incluso ha dejado alguna huella impresa en reseñas recíprocas y en un libro que publicamos juntos sobre los dos poetas a los que Alatorre profesaba especial devoción: Góngora y sor Juana.
Si ponemos a un lado el Alatorre músico, que merece estudio aparte, y nos centramos en el filólogo, es de sobra sabida la cuádruple raíz de su actividad, por decirlo con la fórmula del filósofo: la lengua española, México y su cultura, sor Juana, y el siglo de oro español.
En mis palabras prescindiré casi por completo de las tres primeras y me limitaré a sobrevolar la cuarta, porque cualquiera de ellas daría para hablar muy largo, y hay aquí, empezando por Martha Lilia Tenorio, quien puede hacerlo con la máxima competencia. La bibliografía de Antonio Alatorre suma unos 350 trabajos enormemente variados: al comienzo, abundan...





Documentos relacionados