Reseña de -la historia, un árbol protector- de adolfo gilly Reportar como inadecuado




Reseña de -la historia, un árbol protector- de adolfo gilly - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Argumentos 2006, 19 (51)

Autor: Rhina Roux

Fuente: http://www.redalyc.org/


Introducción



Argumentos ISSN: 0187-5795 argument@correo.xoc.uam.mx Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco México Roux, Rhina Reseña de -La historia, un árbol protector- de Adolfo Gilly Argumentos, vol.
19, núm.
51, mayo-agosto, 2006, pp.
225-231 Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco Distrito Federal, México Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=59505109 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto LA HISTORIA, un árbol protector* Rhina Roux** Una visión de la historia está expuesta en el libro más reciente de Adolfo Gilly, Historia a contrapelo.
Una constelación. Madurada a fuego lento, construida en un trabajo ininterrumpido de muchos años, esta visión de la historia –cuenta el autor– nació casi como intuición hace 50 años en tierras bolivianas: ese mundo encantado que le reveló el papel activo de una civilización subalterna y la tenaz persistencia en el presente de un pasado aún vivo.
Fue esta percepción de la historia la que, en el itinerario del autor, estuvo en un modo de mirar la Revolución Mexicana, pero también en el esfuerzo por comprender la utopía cardenista. * Texto leído en la presentación del libro de Adolfo Gilly, Historia a contrapelo.
Una constelación, Ediciones Era, México, 2006.
Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, 25 de mayo de 2006. ** Politóloga.
Profesora-investigadora de la UAM-Xochimilco. Entre la vida y las lecturas esta visión de la historia ha ido tejiéndose con hilos cada vez más finos, perfeccionado ese oficio de artesano –coordinación del alma, del ojo y de la mano– que es el trabajo del historiador.
En esa larga travesía que es también el aprendizaje del oficio, Adolfo Gilly ...





Documentos relacionados