¿Por qué son naturales los logaritmos neperianosReportar como inadecuado




¿Por qué son naturales los logaritmos neperianos - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Colaborador: Pacheco Castelao, José Miguel

???metadata.dc.contributor.other???: Facultad de Ciencias del MarDepartamento de Matemáticas

Materias : Logaritmos

Fecha de publicación : 2000

Fecha de depósito: 8-oct-2009

ISBN : 11319321

Tipo de documento: Artículo

En : Epsilon, n. 46-47 pp. 107-116





Autor: Fernández de la Nuez, Isabel

Fuente: https://acceda.ulpgc.es


Introducción



¿Por qué son naturales los logaritmos neperianos? Isabel Fernández y José M.
Pacheco Depart arnento de Matemáticas Universidad de Las Palmas de Gran Canaria Abstract Se hacen varias consideraciones acerca del origen calculístico de los logaritmos, así como sobre ciertas palabras, entre ellas -natural-, empleadas en la jerga matemática.
Con ellas se justifica el adjetivo natural, aplicado frecuentemente a los logaritmos neperianos, construyéndolos como solución de la ecuación funcional procedente de la idea básica del cálculo logarítmico, esto es, la existencia de una correspondencia entre dos progresiones, una geométrica y otra aritmética.
Finalmente, se utiliza esta construcción para resolver el problema de valores iniciales para la ecuación diferencial lineal homogénea de primer orden x = x. 1 Introducción El cálculo logaritmico se desarrolló de manera simultánea, a finales del siglo XVI, en varios lugares de Europa.
En Escocia, John Napier (1550-1617), contemporáneo de Cervantes y Shakespeare, además de construir la clase de logaritmos que lleva su nombre -Neper es una forma latinizada del apellido del escocés-, fue el primero en utilizar un punto para separar la parte entera de la mantisa en la representación de los números no enteros.
En Suiza, Jost Btirgi (1552-1632) fue un relojero que descubrió una variante del cálculo con logaritmos, al parecer anteriores a los naturales.
El otro fundador de la teorfa fue el inglés Henry Briggs (1561-1631), creador de los logaritmos decimales o vulgares, quien fue capaz de calcular los logaritmos de más de 30.000 números con 14 decimales, desde luego sin calculadoras de ningún tipo. Esa coincidencia temporal refleja que existía la necesidad de disponer de una herramienta de cálculo para simplificar tediosas operaciones, sobre todo astronómicas.
Hoy día nos preguntamos de qué manera se podían construir aquellas primitivas tablas de logaritmos, pero la contestación no es tan difíc...






Documentos relacionados