Aforismos políticos contra sentencias morales: el caso del siglo XVIIReportar como inadecuado




Aforismos políticos contra sentencias morales: el caso del siglo XVII - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Editor: Universidad Carlos III de Madrid. Instituto de Estudios Clásicos sobre la Sociedad y la Política Lucio Anneo Séneca

Issued date: 2006

ISSN: 1699-7840

Serie-No.: -Res Publica Litterarum-. Documentos de trabajo del Grupo de Investigación Nomos06-05

Rights: Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España





Autor: Blanco, Emilio

Fuente: http://e-archivo.uc3m.es


Introducción



Universidad Carlos III de Madrid Repositorio institucional e-Archivo http:--e-archivo.uc3m.es Grupo de Investigación -Nomos- ILAS - GIN - Res Publica Litterarum 2006 Aforismos políticos contra sentencias morales: el caso del siglo XVII Blanco, Emilio http:--hdl.handle.net-10016-493 Descargado de e-Archivo, repositorio institucional de la Universidad Carlos III de Madrid “RES PUBLICA LITTERARUM” DOCUMENTOS DE TRABAJO DEL GRUPO DE INVESTIGACIÓN ‘NOMOS’ 2006-5 D.L.
M-24672-2005 ISSN 1699-7840 Autor: Instituto Lucio Anneo Séneca Editor: Francisco Lisi Bereterbide AFORISMOS POLÍTICOS CONTRA SENTENCIAS MORALES: EL CASO DEL SIGLO XVII Emilio Blanco Universidad Rey Juan Carlos (Madrid) En este año cervantino que acaba, en el que todos los españoles de bien han releído – yo estoy seguro de ello- las Obras completas de don Miguel, cualquier lector recuerda sin dificultad el comienzo del libro cuarto del Persiles.
Los protagonistas se encuentran sentados a una mesa y les falta poco para llegar a Roma.
Allí aparece un gallardo peregrino, con unas escribanías sobre el brazo izquierdo y un cartapacio en la mano, que explica al grupo que su ingenio o inventiva ha dado en una imaginación algo peregrina y nueva, y es que a costa ajena quiero sacar un libro a la luz, cuyo trabajo sea, como he dicho, ajeno, y el provecho mío.
El libro se ha de llamar Flor de aforismos peregrinos, conviene a saber, sentencias sacadas de la misma verdad… El pasaje, a buen seguro escrito entre 1615 y 1616, es un documento notarial: a un detector de novedades literarias como Cervantes no se le había pasado por alto que el asunto de los aforismos, en la cultura española, era cosa nueva en aquellos momentos; que los recolectores aplicaban en su provecho lo que era trabajo ajeno, y que la base del aforismo no era sólo la sentencia clásica, bien conocida, sino que además aquella debía tener una relación biunívoca con la verdad. Por eso el peregrino pide sin rebozo...





Documentos relacionados