James, Montague Rhode - El tesoro de Abad ThomasReportar como inadecuado




James, Montague Rhode - El tesoro de Abad Thomas - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

James, Montague Rhode - El tesoro de Abad Thomas. Libro para leer y descargar en PDF. Fuente: 10millibrosparadescargar.com


Introducción



EL TESORO DEL ABAD THOMAS M.
R.
James I -Verum usque in praesentem diem multa garriunt inter se Canonici de abscondito quodam istius Abbatis Thomae thesauro, quem saepe, quanquam adhuc incassum, quaesiverunt Steinfoldenses.
Ipsum enim Thomam adhuc florida in aetate existentem ingentem auri massam circa monasterium defodisse perhibent; de quo multoties interrogatus ubi esset, cum risu responderé solitus erat: 'Job, Johannes, et Zacharias vel vobis vel posteris indicabunt'; idemque aliquando adiicere se inventuris minime invisurum.
ínter alia huius Abbatis opera, hoc memoria prae-cipue dignum iudico quod fenestram magnam in orientali parte alae australis in ecclesia sua imaginibus optime in vitro depictis impleverit: id quod et ipsius effigies et insignia ibidem posita demonstrant.
Domum quoque Abbatialem fere totam restauravit: puteo in atrio ipsius effosso et lapidibus marmoreis pulchre caelatis exornato.
Decessit autem, morte aliquantulum subitánea perculsus, aetatis suae anno LXXIIdo, incarnationis vero Dominicae MDXXIXo.- —Supongo que tendré que traducirlo —se dijo el anticuario en cuanto concluyó la transcripción de los renglones precedentes que había tomado de ese libro peculiar y excesivamente difuso, el Sertum Steinfoldense Norbertinum 1.
Bueno, da lo mismo que lo haga ahora o después.
Y, en consecuencia, la siguiente versión quedó redactada en poco tiempo. -Hasta el presente día, mucho se rumorea entre los canónigos acerca de la existencia de un cierto tesoro oculto del susodicho abad Thomas, que los de Steinfeld han buscado con frecuencia, aunque hasta ahora en vano.
Se dice que Thomas, aún en la plenitud de su vida, ocultó una inmensa cantidad de oro en algún sitio del monasterio.
Cuando le preguntaban —lo que sucedía a menudo— dónde se hallaba, respondía riéndose: 'Job, Juan y Zacarías os lo dirán, a vosotros o a vuestros sucesores'.
A veces añadía que no le guardaría rencor alguno al que lo hallara.
Entre otras obras empre...





Documentos relacionados