James, Montague Rhode - El número treceReportar como inadecuado




James, Montague Rhode - El número trece - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

James, Montague Rhode - El número trece. Libro para leer y descargar en PDF. Fuente: 10millibrosparadescargar.com


Introducción



El Número 13 MONTAGUE RHODES JAMES Digitalizado por http:--www.librodot.com Librodot El número 13 Montague Rhodes James 2 Viborg es una de las ciudades de Jutlandia, de mayor prestigio e importancia.
Es sede de un obispado, tiene una hermosa catedral -restaurada casi en su totalidad-, un encantador parque, un lago bellísimo y muchas cigüeñas.
Hald, a su vez, es uno de los lugares más atractivos de Dinamarca, y Finderup, también otro donde Marsk Stig asesinó al rey Eric Glipping, el día de Santa Cecilia del año 1286.
En el siglo XVII, abrieron su tumba y dicen que la calavera de Eric conservaba las huellas de cincuenta y seis mazazos.
De todos modos, mi intención no es exponer una guía turística. Viborg tiene excelentes hoteles; el Preisler y el Fénix son algunos de los mejores.
Mi primo, personaje principal del relato, la primera vez que visitó Viborg, se dirigió al León de Oro.
Sin embargo, nunca más volvió a alojarse en ese lugar.
Tal vez las páginas siguientes expliquen la razón. El León de Oro es uno de los pocos edificios de la ciudad que sobrevivieron al gran incendio de 1726, que devastó la catedral casi en su totalidad, así como la Sognekirke, la Raadhuus y otras construcciones tan antiguas como interesantes.
El León de Oro es una casa de ladrillo rojo.
Su frente es de ladrillo, con altos gabletes almenados y una leyenda en la parte superior de la puerta principal.
El patio por donde entran los vehículos es de madera y estuco, de matices blancos y negros. Cuando mi primo llegó al león de Oro, los últimos rayos del sol hacían brillar cada detalle de la imponente fachada.
El aspecto anticuado del lugar impactó a mi primo, por lo que pronosticó días placenteros y entretenidos.
Esa posada conservaba todas las características de un lugar clásico de la vieja Jutlandia. No eran los negocios, en el sentido vulgar de la palabra, el motivo del viaje de Mr. Anderson a Viborg.
Estaba realizando algunas investigaciones sobre la h...





Documentos relacionados