Isaacs, Jorge - MaríaReportar como inadecuado




Isaacs, Jorge - María - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Isaacs, Jorge - María. Libro para leer y descargar en PDF. Fuente: 10millibrosparadescargar.com


Introducción



MARÍA JORGE ISAACS PRÓLOGO Celebrada por escritores de registros tan dispares como Rubén Darío, Unamuno y Borges, la casi unánime consideración que la crítica ha tenido con María es tan desconcertante como la paulatina acogida del público.
Ciertamente, la novela de Jorge Isaacs fue bien recibida a la hora de su publicación —1867—, aunque tuvieron que transcurrir varios años antes de que se realizaran nuevas ediciones. Sin embargo, en el interin la novela se había publicado por entregas en Buenos Aires, México y Chile y pronto cundió el entusiasmo al punto de que al finalizar el siglo superaba las cincuenta ediciones. En 1967 —año del centenario de su publicación— María contaba con ciento cincuenta ediciones, traducciones a múltiples lenguas, adaptaciones cinematográficas diversas y era ya, sin duda alguna, la novela más leída de Latinoamérica.
Y, curiosamente, ese mismo año se publicaba otra novela colombiana que tomaba el relevo en la nada frecuente alianza de crítica y público: Cien Años de Soledad.
Cien años de Isaacs a García Márquez, cifra exacta con la que se constata un precedente singular: el del lector que súbitamente se multiplica al extremo de que, salvo el Quijote, ninguna otra experiencia narrativa de nuestra lengua ha contado con tan fervorosa recepción popular. El caballero de las lágrimas Jorge Isaacs nació el 1o de abril de 1837 en Cali, Colombia.
Su padre, George Henry Isaacs, comerciante de Jamaica, de origen judío, repudió su fe y se convirtió al cristianismo para casarse con la colombiana Manuela Ferrer Scarpetta, de ascendencia catalana.
Tras cursar sus estudios primarios en Cali y Popayán, Isaacs viaja a Bogotá, donde ingresa en el Colegio del Espíritu Santo.
Posteriormente estudia también en los claustros de San Buenaventura y San Bartolomé, sin llegar a graduarse.
Después de cinco años de permanencia en la capital regresa al Valle del Cauca y se instala en El Paraíso, finca que tendrá una ...





Documentos relacionados