Bolívar, Simón - Manifiesto a los Pueblos de VenezuelaReportar como inadecuado




Bolívar, Simón - Manifiesto a los Pueblos de Venezuela - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Bolívar, Simón - Manifiesto a los Pueblos de Venezuela. Libro para leer y descargar en PDF. Fuente: 10millibrosparadescargar.com


Introducción



MANIFIESTO DE BOLIVAR A LOS PUEBLOS DE VENEZUELA SIMON BOLIVAR Editado por elaleph.com  2000 – Copyright www.elaleph.com Todos los Derechos Reservados 2 Este documento ha sido descargado de http:--www.educ.ar www.elaleph.com Manifiesto de Bolívar a los pueblos de... donde los libros son gratis Ciudadanos: La más grande aflicción que puede sobrevenir al ánimo de un magistrado es aquella que lo obliga a emplear la espada de la justicia contra un ciudadano que fue benemérito de la patria. Yo denuncio a la faz de la nación el crimen más atroz que ha podido cometer un hombre contra la sociedad, el gobierno y la patria. El General Piar es el autor execrable de este fatal delito.
Colmado de los honores supremos de la milicia, de la consideración pública y de la confianza del Gobierno, nada quedaba a este ciudadano a que aspirar sino a la gloria de titularse bienhechor de la República.
¡Con qué horror, pues, no oiréis que este hombre tan favorecido de la fortuna haya pretendido sumergiros en el piélago espantoso de la anarquía! Sí, venezolanos, el General Piar ha formado una conjuración destructora del sistema de igualdad, libertad e independencia.
Pero no os admiréis de esta monstruosidad de parte de un hombre cuya vida ha sido un tejido de conspiraciones, crímenes y violencias.
Nacido en un país extraño, de una madre que tampoco es venezolana, y de un padre canario, ningún sentimiento de amor ha podido recibir al nacer, menos aún en el curso de su educación. Erguido el General Piar de pertenecer a una familia noble de Tenerife, negaba desde sus primeros años ¡¡¡qué horrible escándalo!!!, negaba conocer el infeliz seno que había llevado este aborto en sus entrañas.
Tan nefando en su desnaturalizada ingratitud, ultrajaba a la misma madre de quien había recibido la vida por sólo el motivo de no ser aquella respetable mujer, del color claro que él había heredado de su padre.
Quien no supo amar, respetar y servir a los autores d...






Documentos relacionados