Ríos Ortiz de Montellano, María Belem - Capítulo 5. El Hotel Colonial de Puebla - Del mesón al hotel en la Puebla de los Ángeles Reportar como inadecuado




Ríos Ortiz de Montellano, María Belem - Capítulo 5. El Hotel Colonial de Puebla - Del mesón al hotel en la Puebla de los Ángeles - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Ríos Ortiz de Montellano, María Belem - Capítulo 5. El Hotel Colonial de Puebla - Del mesón al hotel en la Puebla de los Ángeles -- Licenciatura en Administración de Hoteles y Restaurantes. - Departamento de Administración de Hoteles y Restaurantes. - Escuela de Negocios, - Universidad de las Américas Puebla.


Introducción



CAPITULO 5 EL HOTEL COLONIAL DE PUEBLA 5.1 Ubicación y origen A finales del siglo XIX, don Carlos V.
Toussaint, uno de los editores importantes de Puebla, publicaba una “Agenda para Familia”, de la cual existe, en la biblioteca del Hotel Colonial, un ejemplar de la edición de 1898.
En la página 102 de esta agenda, aparece un anuncio a media plana del Hotel del Jardín, que es como se llamaba entonces el actual Hotel Colonial, con el domicilio Infantes 22.
El anuncio incluye un dibujo del edificio y la leyenda “El hotel más aseado y de mejores condiciones higiénicas en toda la república.
Elevador, Teléfono, Luz eléctrica, Restaurant francés. Se hablan varios idiomas” (ver 5.7.1). En el dibujo se aprecian varios peatones vestidos a la usanza de la época, un jinete montado en su cabalgadura y la vía que corría por la calle del Espíritu Santo, por la que circula un tranvía de mulitas viajando hacia el sur.
Probablemente el tranvía aparece en la ilustración debido a que frente a La Compañía estaba la caseta de los tranvías, que eran muy populares, pues por seis centavos se podía hacer todo el recorrido por la ciudad.
La vía llegaba a La Compañía en línea recta del Paseo Bravo, donde se 1 efectuaba la remuda de mulas; cuando había mucho pasaje, se enganchaban las mulas grandes llamadas Josefas y cuando disminuía, se cambiaba a las pequeñas, llamadas Josefitas. La calle de Infantes, mencionada en el anuncio de la “Agenda para Familia”, antes se llamó “de la Aduana”, después “de la Aduana Vieja”, a partir de 1785 “calle del Colegio de Infantes” y desde 1825 hasta la Revolución Mexicana, simplemente “calle de Infantes”, debido a que en su acera sur, casi a la mitad de la cuadra, se encontraba el “Colegio de Infantes”, donde estudiaban y vivían los niños del coro de la catedral. Actualmente corresponde a la cuadra de la Avenida 3 Oriente ubicada entre las calles 2 y 4 Sur. En 1935, el Hotel del Jardín cambió...






Documentos relacionados