Abud Dávalos, Gibram Jalil; Restrepo Chica, Sebastián - Prólogo - Creación y aplicación de un modelo de solvencia dinámica para instituciones y sociedades mutualistas y de sReportar como inadecuado




Abud Dávalos, Gibram Jalil; Restrepo Chica, Sebastián - Prólogo - Creación y aplicación de un modelo de solvencia dinámica para instituciones y sociedades mutualistas y de s - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Abud Dávalos, Gibram Jalil; Restrepo Chica, Sebastián - Prólogo - Creación y aplicación de un modelo de solvencia dinámica para instituciones y sociedades mutualistas y de seguros mexicanas en la operación de vida -- Licenciatura en Actuaría. - Departamento de Actuaría. - Escuela de Ciencias, - Universidad de las Américas Puebla.


Introducción



PRÓLOGO “Todo lo que tiene un principio, tiene un fin”.
Estoy seguro de haber escuchado esa frase en algún lado, más de una vez en mi vida.
“Todo lo que empieza, algún día debe terminar”, no es más que una equivalencia de la primera, otra forma de decir lo mismo.
Me he quedado pensando en esta idea tratando de averiguar qué tan sabia es esta frase, qué tanta verdad encierran estas palabras, intentando descubrir si es una regla, si se puede aplicar para todo o para todos, si existen excepciones. Lo cierto es que no he encontrado una manera de refutar esta idea, no puedo argumentar nada en contra, por más que quiero encontrar un ejemplo (o contraejemplo, como decimos en matemáticas) para descalificar esta declaración, no puedo, al menos hasta hoy, no he podido. De verdad quisiera poder pensar en algo que no tuviera un final, algo que fuera eterno, que no terminara.
Y al mismo tiempo, algo que, como hombre de ciencia, pudiera comprobar. Algo que no se validara mediante la fé o las creencias religiosas, algo que pudiera descubrir metodológicamente, científicamente.
Pero no he podido. Así, he visto pasar las horas frente de mí, pensando en lo que fue, en lo que es, en lo que será.
Pensando en el principio de un largo camino que estoy a punto de concluir.
Pensando en las decisiones que tomé y que hoy, de una u otra forma me han permitido llegar hasta aquí.
Pesando en todo lo que he recorrido, en el qué, en el cómo, en el cuándo, en el dónde y sobre todo, en el por qué.
No sé si la nostalgia se nos permite en esta carrera, no sé si la frialdad de los números y la abstracción a la que se han acostumbrado nuestras cabezas deja espacio para los sentimientos.
No sé si es válido escribir con el corazón y no con la mente.
Pienso que para alguien como nosotros, que hablamos de muerte, de vida, y de supervivencia con tanta naturalidad y nos atrevemos a medir nuestra propia existencia, los 11 sentimientos son un estorbo.
Lo cierto es que son...






Documentos relacionados