Kurjenoja Lounassaari, Anne Kristiina - Capítulo 2. Arquitectura y políticas de masculinidad - Arquitectura con visión femenina: el cuerpo como nueva centralidad sensible Reportar como inadecuado




Kurjenoja Lounassaari, Anne Kristiina - Capítulo 2. Arquitectura y políticas de masculinidad - Arquitectura con visión femenina: el cuerpo como nueva centralidad sensible - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Kurjenoja Lounassaari, Anne Kristiina - Capítulo 2. Arquitectura y políticas de masculinidad - Arquitectura con visión femenina: el cuerpo como nueva centralidad sensible -- Doctorado en Creation and Culture Theories. - Departamento de Letras, Humanidades e Historia del Arte. - Escuela de Artes y Humanidades, - Universidad de las Américas Puebla.


Introducción



Kurjenoja | 57 CAPITULO II. ARQUITECTURA Y POLÍTICAS DE MASCULINIDAD La filosofía decimonónica se esforzó en comprobar que las mujeres eran seres menos diferenciados y autoconscientes que los hombres y estaban arraigadas a la vida doméstica y desligadas de la ‗esfera pública‘.
Eran los ‗Otros‘ ahistóricos.
Como consecuencia, cualquier dimensión femenina de la cultura fue ignorada, trivializada o vista como regresiva (Felski 1995: 18).
Fundamentado en lo anterior, el sentido común de la vida cotidiana y el sentimiento fueron expulsados de la teoría moderna por ser términos afeminados (Ramírez González 9).
El resultado fue la invisibilidad de las mujeres, ya que la ideología de las esferas separadas las definió como seres exclusivamente ‗privados‘, negando así su capacidad de participar en la vida pública y política; las mujeres eran ajenas al ámbito de la política y de la cultura ‗auténtica‘ y ‗seria‘, y el valor de sus capacidades, de sus opiniones y de sus actividades fue devaluado (Ramos Escandón 48). Por la misma razón y por cuidar la ‗seriedad‘ y la ‗cientificidad‘ de su expresión, el Movimiento Moderno de la vanguardia arquitectónica adoptó las ideas de la filosofía decimonónica y manifestó un temor por la feminización de su arquitectura; la mujer representaba a lo artesanal y a lo ornamental superfluo, que ponía en peligro la mecanización universal de la arquitectura.
El esfuerzo de la Primera Modernidad de aparentar un contexto ‗neutral‘ de la profesión fue únicamente una escenografía que ocultó una práctica discriminatoria (Seddon 426). El concepto de lo femenino, relacionado con la belleza, con el ornamento y con la domesticidad, generó una clasificación de profesiones en términos de género.
Por su íntima relación con la ‗esfera pública‘, el canon de lo moderno intentó excluir cualquier lenguaje arquitectónico definido como ‗femenino‘ o ‗afeminado‘ para cuidar su pure...





Documentos relacionados