David George, Shanik Amira - Capítulo 3. De Excélsior a Proceso: Una Crítica de Herencia - Análisis comparativo de los casos de censura que llevaron a la creación de las reviReportar como inadecuado




David George, Shanik Amira - Capítulo 3. De Excélsior a Proceso: Una Crítica de Herencia - Análisis comparativo de los casos de censura que llevaron a la creación de las revi - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

David George, Shanik Amira - Capítulo 3. De Excélsior a Proceso: Una Crítica de Herencia - Análisis comparativo de los casos de censura que llevaron a la creación de las revistas Proceso y Emeequis -- Licenciatura en Ciencias de la Comunicación. - Departamento de Ciencias de la Comunicación. - Escuela de Ciencias Sociales, Artes y Humanidades, - Universi


Introducción



CAPÍTULO 3 DE EXCÉLSIOR A PROCESO: UNA CRÍTICA DE HERENCIA 3.1.
Antecedentes Para poder comenzar a hablar acerca de Proceso es importante destacar el papel del medio gracias al cual surgió: el periódico Excélsior.
Fundado por Rafael Alducin, Excélsior se publicó por primera vez el 18 de marzo de 1917.
De acuerdo con Rojas Avendaño (citado por Fernández Christlieb), desde sus principios Excélsior mantuvo una postura analítica del poder, y fue crítico de los gobiernos de Obregón, Calles, Portes Gil, Ortiz Rubio y Cárdenas (Fernández Christlieb, 1986). En 1924 fue nombrado director general del periódico Rodrigo de Llano, cambiando la política editorial de la publicación, poniendo de manifiesto su apoyo a la causa cristera.
Esta posición le valió la enemistad del presidente Plutarco Elías Calles quien, en 1929, ordenó, por medio del Banco de México, la compra del diario. Después de un par de años de conflictos laborales internos, “los trabajadores del periódico se opusieron y decidieron convertirlo en una sociedad cooperativa y restituir a Rodrigo de Llano en la dirección” (Fernández Christlieb, 1986:21).
A raíz de estos conflictos, comienza una etapa acrítica del periódico, la cual duró hasta 1964. En 1963, al morir Rodrigo de Llano, tomaron la dirección del periódico personas con posturas diferentes, encabezados, en la dirección general por Manuel Becerra Acosta.
Las diferencias entre los directivos llevaron a que, en Capítulo 3 - 46 1965, dejaran la publicación Enrique Borrego, quien fungía como presidente del consejo de administración, acompañado por Federico de León, Fernando Alcalá Bates, Bernardo Ponce, Raúl B.
Lomelí y otros simpatizantes (Fernández Christlieb, 1986). Rodríguez Munguía señala que 1965 se puede considerar como el inicio de la batalla del gobierno contra Excélsior.
Después de que el grupo encabezado por Borrego dejaran el periódico, Luis Echeverría y Mario Moya Palencia “compraron con...






Documentos relacionados