Rodríguez Juárez, Brenda María - Capítulo 4. Antropología criminal positivista italian- A la sombra en blanco y negro. Retratos fotográficos de reos penitenciarios en lReportar como inadecuado




Rodríguez Juárez, Brenda María - Capítulo 4. Antropología criminal positivista italian- A la sombra en blanco y negro. Retratos fotográficos de reos penitenciarios en l - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.


Rodríguez Juárez, Brenda María
- Capítulo 4. Antropología
criminal positivista italian-
A la sombra en blanco y negro. Retratos
fotográficos de reos penitenciarios en la Ciudad
de Puebla de 1891 a 1905: en su mayor parte, de
individuos de raza indígena bastante degenerada
(Saldaña, R., Martínez, B.%


Introducción



CAPÍTULO IV Antropología criminal positivista italiana El sábado 20 de enero de 1894 es publicada en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Pueblai la primera parte en que fue dividida la conferenciaii sostenida por el señor Enrique Ferri ante estudiantes de la Universidad de Nápolesiii.
La disertación tiene por objeto ofrecer condensadamente los postulados y las aportaciones de la escuela positivista italiana, movimiento o escuelaiv científica que se dedica en especial al estudio y al progreso de la nueva ciencia criminalv. El conferencista explica que todo verdadero hombre de estudio inviste un “amor á la ciencia y á la pátriavi [sic] [.] … [Asimismo, sabe que] un fulgor de vida anima y enciende el pensamiento … [y que la única recompensa que anhela es prolongar y pertenecer a] la sacra primavera de la ciencia” (Ferri, Enrique, 1894a, párr.
2, 4). De manera introductoria declara que el exacto conocimiento del saber y su pertinente propagación son bastiones fundamentales para obtener resultados reales, correctos y verdaderos, mismos que cree “solución única y fecunda al problema criminal” (Ferri, E., 1894a, párr.
2). Cada época se caracteriza por emprender una misión científicavii.
Muchos hombres de ciencia encontraron refugio en la escuela clásica criminalviii, pero otros tantos, a mediados del siglo XIX se inclinaron por la nueva ciencia, misma que emerge de la escuela positivista italiana y que en la última veintena del mismo siglo alcanzó proyección internacional. Hay un patrimonio intelectual al que van agregándose innovaciones que dependen “de la generación á [la] que [el erudito] pertenece [sic] [.] … [Se estipula que no es tarea del criminólogo positivista asentar una única verdad, pues ésta no es más que] un polígonoix, al cual se mira por todos lados” (Ferri, E., 1894a, párr.
6).
Consentir en el surgimiento de una nueva escuela científica no significa que el edificio construido por su antece...






Documentos relacionados