Acevedo Carmona, Darío - Política y caudillos colombianos en la caricatura editorial (1920-1950) - 8316536.2003 6Reportar como inadecuado




Acevedo Carmona, Darío - Política y caudillos colombianos en la caricatura editorial (1920-1950) - 8316536.2003 6 - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Acevedo Carmona, Darío - Política y caudillos colombianos en la caricatura editorial (1920-1950) - 8316536.2003 6 - 32 Ciencia política - Political science - Fuente: Universidad Nacional de Colombia. Sede Medellín


Introducción



lin llll'nOr mcdida, los carÍ-:aturistas dc -:'- ,)'¡g-o dirigicroll sus plumillas cOlltra ill1portanlcs dirigcl1h:s del liberalismo, Alberto Lli.?ras.
{iabrii.?1 Turbay.
Enrique ntos -Calibún-.
Luis {'ano (director dc -,'!!('llCc-l-(llir).
Enrique Olaya I krrcra, Jorge ribe -1úrque-, Francisco .losé ('hall,''- Alberto (¡alindo (director de 1-.'1 Uhcml).
los 11-)S Juan y {'ados -.o-ano y Lo-mm (propietarios del tabloide -'1- RIClíll).
Diego ('órdoba, cntre otros, (jUl' fueron dibujados con el mismo IIltcrL's () propósito, ilares rekrencias ti.?nlúticas.
igual simbología, aunque a cada uno se le conservó Ulla mía singular. Albcrto l Jeras (-lI11argo.
uno de los miembros de las llamadas -illteligencias cs- y jóvenes que había prol1l-lvido al escenario público el presidellte I.ópe- 'jo ell su prillll'r gohierlhl, por ejemplo, fue dibujado C(l!l10 ra, sugiriendo así su papel de ideólogo de éste, t;:lI11hién causa ,ksúrdcncs.
cncubridor y Ill;:lquínador, o 1 positiva que sobre él dirundió I~'I C0l110 el bOlllbíllo de COIllO L11l U1la mico travieso una persona aduladora.
I.a Siglo durante el aiio que rel11pb-ú a López en presidencia (1945-46) se eorrespollde con l'l hecho de que ell ese lapso brilldó tías electorales y porquc sobre las elecciones presidencialL's de mayo de 194ú no yeso puede cxplie;:lr su ausencIa en las caricaturas de los ¡- ~1I1os Uabriel Turbay le sacaban en cara su ongen úralK- Sl' le dibujaba 'abkl1lellll' con el tr;:¡diciollal gorro turco.
COII lo cual se quería significar su diciól1 de extranjero por la cual 110 podía III debía gobernar al país, pues era a,il'110 a a cultura, sangre y tradiciolles, 1:11 un editorial titubdo -,p--'HrITIJ Punjue 111 se suslentaba tal retórica Xl'llorúbica: -¡,Si la s;:1I1grc es espíritu, s(-ng,.e es ~¡j 'Che, cómo pucde gobernamos según Iluestro espíritu quien nO tielle deCir dt: I1Ul'str~1 COIllO un expollente de los intereses de la olkia...






Documentos relacionados