Vargas Fiesco, Diana Carolina - Obstetricia integral siglo XXI. Tomo II - 9789584476180.24Reportar como inadecuado




Vargas Fiesco, Diana Carolina - Obstetricia integral siglo XXI. Tomo II - 9789584476180.24 - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Vargas Fiesco, Diana Carolina - Obstetricia integral siglo XXI. Tomo II - 9789584476180.24 - 61 Ciencias médicas; Medicina - Medicine and health - Fuente: Facultad de Medicina, Universidad Nacional de Colombia


Introducción



Obstetricia integral Siglo XXI capítulo 24 PRUEBAS DE VIGILANCIA FETAL Tomo I.
Contenido Tomo II.
Contenido Mario Orlando Parra Pineda ›››››› Cerrar PRUEBAS DE VIGILANCIA FETAL, Mario Orlando Parra Pineda INTRODUCCIÓN Los objetivos de la vigilancia fetal son: a calidad de atención en salud brindada a las gestantes en un país puede ser valorada indirectamente a través de las tasas de mortalidad materna y perinatal.
En Colombia, de acuerdo al Sistema de Estadísticas Vitales del DANE, la mortalidad perinatal se ha mantenido estable en la última década, siendo estimada en 28,5 muertes perinatales por cada mil nacidos vivos en el año 2006; 2 veces mayor a la de Argentina, Uruguay y Cuba, y 3,5 veces más alta que la de Canadá, Chile y Estados Unidos (1).
Las causas de mortalidad perinatal más frecuentes en los países de la región son la prematurez (42%), la insuficiencia uteroplacentaria (36%), las anomalías congénitas (10%) y las infecciones (9%) (2).
Dentro de este contexto se resalta la importancia del conocimiento y la adecuada implementación de las pruebas de bienestar fetal como parte integral de la atención de la gestante, con el propósito de la identificación temprana de la hipoxia-asfixia fetal, para un manejo adecuado y oportuno (Tabla 1). Disminuir la morbimortalidad perinatal. L De acuerdo a las condiciones maternas y fetales, las pruebas de bienestar fetal están indicadas, según el criterio médico, a partir del momento en que el balance riesgo-beneficio de una intervención sobre el binomio madre-hijo, con base en el resultado obtenido de estas pruebas, es favorable; en general se recomienda su uso a partir de la semana 26 a 32 de gestación, o dos semanas antes de la edad gestacional en que se presentó el desenlace adverso en la gestación anterior, previa información y aceptación por parte de la madre (3). Impedir las intervenciones innecesarias y limitar así la prematurez iatrogénica y el parto quirúrg...






Documentos relacionados