Ancízar, Manuel - Peregrinación de Alpha: por las Provincias del Norte de la Nueva Granada, en 1850-51 - paipa pantano de vargas y sogamosoReportar como inadecuado




Ancízar, Manuel - Peregrinación de Alpha: por las Provincias del Norte de la Nueva Granada, en 1850-51 - paipa pantano de vargas y sogamoso - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Ancízar, Manuel - Peregrinación de Alpha: por las Provincias del Norte de la Nueva Granada, en 1850-51 - paipa pantano de vargas y sogamoso - 8 Literatura y retórica - Literature - Fuente: Biblioteca de la Presidencia de Colombia


Introducción



Paipa, Pantano de Vargas q Sogamoso CAPITULO XXII Paipa es el postrer pueblo del cantón Santa Rosa por la banda del occidente, situado en el punto de unión de las planicies lacustres de Tunja y Tundama, orillas del río que representa el canal de desagüe de estos lagos antiguos y toma tantos nombres cuantos lugares riega, quedándose al fin con los de Chicamocha y Sogamoso.
Asentado en campiñas abiertas, país de 15° centígrados de temperatura media, por hallarse a 2.460 metros de altura sobre el nivel del mar, goza de las delicias de una primavera continua, como todos los pueblos de aquellas planicies andinas, y en la disposición y buenos colores de los habitantes demuestra la salubridad del clima, conforme se infiere de lo numeroso de la población, la baratura de las subsistencias; beneficio vinculado en este suelo americano, donde el hambre jamás se sufre, ni se conoce si no es por las relaciones que se nos hacen de las miserias del proletario europeo.
En las inmediaciones de Paipa comenzaron los movimientos y escaramuzas de las tropas republicanas que en 1819 vinieron desde Casanare a buscar al ejército español acampado allí muy de antemano; las primeras venían diezmadas por el rigor de la marcha al través del páramo de Pisba, desprovistas y casi desorganizadas; el segundo constaba de la flor de los soldados expedicionarios que se decían vencedores de Napoleón, vestían con lujo, tenían soberbio armamento y recibían su crecida paga en oro de Bogotá y Popayán; dos hombres extraordinarios eran jefes de los pocos centenares de patriotas que traían la pretensión de redimir la Nueva Granada; el uno, audaz, impetuoso, inspirado y creyendo en su buena estrella; el otro, reposado, meditador y creyendo en las combinaciones y golpes de mano calculados; Bolívar, que buscaba en el suelo granadino la centella de la libertad para tornar a encender su apagado fuego en Venezuela; Santander, que deseaba saludar al país nativo, emanciparlo definitiva...






Documentos relacionados