Ancízar, Manuel - Peregrinación de Alpha: por las Provincias del Norte de la Nueva Granada, en 1850-51 - socorro y simacotaReportar como inadecuado




Ancízar, Manuel - Peregrinación de Alpha: por las Provincias del Norte de la Nueva Granada, en 1850-51 - socorro y simacota - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Ancízar, Manuel - Peregrinación de Alpha: por las Provincias del Norte de la Nueva Granada, en 1850-51 - socorro y simacota - 8 Literatura y retórica - Literature - Fuente: Biblioteca de la Presidencia de Colombia


Introducción



Socorro i( Simacoto CAPITULO XII A principios de 1540 entraron los españoles por primera vez en el territorio de los guanes, hoy provincia del Socorro, capitaneados por el fundador de Vélez, Martín Galiano.
Llenáronse de admiración, y de algún temor también, al encontrar la tierra densamente poblada de indios agricultores, activos y con vestiduras de telas finas de algodón, a usanza de los chibchas. Así fue que, cautelosos y con palabras de paz, penetraron por la demarcación del cacique Corbaraque, cuyas casas demoraban al suroeste de Oiba, y tomando por el valle de Poima, se dirigieron a Chalala (hoy Charalá), donde los recibieron con armas, cerrándoles el paso; costumbre que no han perdido aquellos moradores, como lo demostraron en 1819, pretendiendo, pocos y mal armados, rechazar al feroz realista González, que conducía por allí un cuerpo de tropa veterana, resto del ejército de Barreiro, derrotado en Boyacá.
Entrambas ocasiones les salió mala la cuenta, pues hubieron de sucumbir a la mayor pericia la primera, y la segunda, al mayor número de los invasores.
Continuó Galiano su exploración al norte, encontrando en todas partes numerosas poblaciones, y después de un rodeo hasta cerca del actual San Gil, donde tuvo que combatir de recio al valiente Macaregua, marchó al noroeste por Barichara, y de allí retrocedió por tierras del cacique Chianchón, que también le dio guerra, y también fue vencido y prisionero en las lomas fronterizas del Socorro.
De esta manera quedó preparada la sujeción de una comarca tan populosa como la planicie chibcha, e igualmente civilizada.
Eran los guanes de aventajada estatura, pacíficos e industriosos; las mujeres, según escribió fray Pedro Simón, -de muy buen parecer, blancas y bien dispuestas, y más amorosas de lo que fuera menester-; la tierra limpia, labrada y abierta, con cementerios y caseríos por todas partes.
Sin embargo, los conquistadores la menospreciaron, porque no hallaron los montes d...






Documentos relacionados