Idiosincrasia y ambiente: una reflexión hipotética Reportar como inadecuado




Idiosincrasia y ambiente: una reflexión hipotética - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Persona y Bioética 2013, 17 1

Autor: Julio Coutiño-Molina

Fuente: http://www.redalyc.org/


Introducción



Persona y Bioética ISSN: 0123-3122 bioetica@unisabana.edu.co Universidad de La Sabana Colombia Coutiño-Molina, Julio Idiosincrasia y ambiente: una reflexión hipotética Persona y Bioética, vol.
17, núm.
1, enero-junio, 2013, pp.
116-117 Universidad de La Sabana Cundinamarca, Colombia Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=83228613010 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto BIÉTICA EN PRÁCTICA PERSONA Y BIOÉTICA • ENERO - JUNIO 2013 Idiosincrasia y ambiente: una reflexión hipotética Idiosyncrasy and Environment: A Hypothetical Reflection Idiossincrasia e ambiente: uma reflexão hipotética Julio Coutiño-Molina1 Señora —le dije a aquella mujer que esperaba el transporte colectivo junto conmigo— ahí tiene el basurero; luego nos andamos quejando de que se inundan las calles. Por toda respuesta, aquella desconocida conciudadana solo esbozó una sonrisa después de haber tirado su botella de refresco en la calle, a pesar de tener junto a ella un basurero.
Tan sobria respuesta me desconcertó.
Yo más bien esperaba una mentada de madre (expresión popular mexicana) pues, generalmente, en estos casos en México no se reacciona de muy buena manera cuando se trata de que alguien nos llame la atención sobre nuestro accionar ambiental y deber cívico. Es casi seguro que de inmediato señalemos a la falta de educación o a la condición social como detonantes de este tipo de actitudes.
Sin embargo, cuántos de nosotros no hemos visto a personas educadas o de alto nivel socioeconómico lavando sus banquetas, tirando basura en las calles, quemando desechos, etc.
Y dejando de lado todo aire moralista, el punto toral no es juzgar dichas acciones, sino entender la razó...





Documentos relacionados