La verdad reversible de la prensa y la televisión: un golpe sin guión audiovisual Reportar como inadecuado




La verdad reversible de la prensa y la televisión: un golpe sin guión audiovisual - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Revista Latina de Comunicación Social 2002, 5 50

Autor: Concha Mateos Martín

Fuente: http://www.redalyc.org/


Introducción



Revista Latina de Comunicación Social Laboratorio de Tecnologías de la Información y Nuevos Análisis de Comunicación Social jpablos@ull.es ISSN (Versión en línea): 1138-5820 ESPAÑA 2002 Concha Mateos Martín LA VERDAD REVERSIBLE DE LA PRENSA Y LA TELEVISIÓN: UN GOLPE SIN GUIÓN AUDIOVISUAL Revista Latina de Comunicación Social, mayo, año-vol.
5, número 050 Laboratorio de Tecnologías de la Información y Nuevos Análisis de Comunicación Social Canarias, España Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal Universidad Autónoma del Estado de México http:--redalyc.uaemex.mx Mateos Martín, Concha, 2002: La verdad reversible . Página 1 de 5 Revista Latina de Comunicación Social La Laguna (Tenerife) – mayo 2002 - año 5º - número 50 D.L.: TF - 135 - 98 - ISSN: 1138 – 5820 http:--www.ull.es-publicaciones-latina http:--www.ull.es-publicaciones-latina-2002-latina50mayo-5000mateos.htm Lic.
Concha Mateos Martín © cmateos@ull.es La verdad reversible de la prensa y la televisión: un golpe sin guión audiovisual Lo escrito escrito está.
Pero ¿quién lo mandó escribir? Las palabras siempre son obra de las personas –de los palabreros-. En el desarrollo de toda forma de poder actúa siempre una fuente del dictado: el que decide, el que dice cómo hacer el qué y cuándo –el para qué queda implícito, o sea, no suele decirse casi nunca-.
Si esta fuente del dictado se identifica, si la orden, el decreto o la ley llevan firma, el sistema es transparente.
Podrá ser dictadura o dictablanda, pero se sabe de dónde parte el dictado, de qué dictador, y por tanto se sabe a quién habrán de colgársele las medallas o las sentencias, a quién habrán de atribuírsele los errores y los aciertos.
Se le podrá denunciar u homenajear.
Se conoce el nombre, el autor. En las dictaduras –en teoría, y tradicionalmente- dictaba el tirano.
En las democracias –en teoría y tradicionalmente- dicta el pueblo (las cort...





Documentos relacionados