Liderazgos de Mujeres, Participación y Representación en el Poder Local Reportar como inadecuado




Liderazgos de Mujeres, Participación y Representación en el Poder Local - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

3 Ciencias sociales - Social sciences

La Constitución Política colombiana de 1991, reconocida regionalmente como una de las más democráticas de América Latina y el Caribe, por el compromiso de garantizar la participación y los Derechos Humanos, permitió desarrollar en casi una década un marco normativo y crear los espacios necesarios para avanzar hacia un Estado Social de Derecho, posibilitando a la vez el ejercicio de la democracia directa. Para influir en las posturas de los constituyentes en torno a temas de crucial importancia para el país, hizo de esta Asamblea un foro de la democracia. Las mesas temáticas, las propuestas, la interlocución y las alianzas, contribuyeron a crear un clima propicio para pensar el país, repensar y definir los valores fundamentales que se materializarían en instituciones, mecanismos y mandatos. Nunca como en esos meses, organizaciones, movimientos sociales, grupos y partidos políticos se comprometieron a fondo en la tarea de diseñar un modelo de país más inclusivo, igualitario, solidario y respetuoso de las libertades. El esfuerzo de dar a conocer la nueva Carta y preparar a la ciudadanía para la participación fue cumplido tanto por sectores estatales como por organizaciones políticas, sociales y no gubernamentales que veían en esa coyuntura, la posibilidad de superar las desconfianzas e insatisfacciones que un quehacer político excluyente había contribuido a cimentar, generando una cultura de ausentismo y no participación, tanto en las contiendas electorales, como en los resquicios de democracia que podrían darse en lo local. Efectivamente, en los años siguientes las-os ciudadanas-os lentamente se fueron apropiando de los espacios donde se decidía sobre los problemas y necesidades de las comunidades, se distribuían los recursos y se definían y priorizaban las líneas de actuación de las administraciones locales, municipales, distritales y departamentales. La ciudadanía comenzó a expresarse en términos de participación, de derechos y de deberes. Para las mujeres, la evidente discriminación en la conformación de la Asamblea Constituyente sólo 4 eran mujeres, no fue óbice para su participación; un cabildeo incesante y organizado, logró posicionar propuestas encaminadas a la superación de la discriminación en los ámbitos políticos y sociales; se colocaron en el debate también las relacionadas con sus derechos reproductivos, la necesidad de acciones afirmativas para las mujeres jefas de hogar y de quienes adelantaban labores comunitarias en pro de la niñez, así como la necesidad de promover la participación e inclusión de las mujeres en los espacios políticos. Algunos de los logros fueron formales, pero otros se plasmaron en avances reales. Paulatinamente, en representación de diversos intereses las mujeres empezaron a incrementar su presencia en los espacios deliberantes y-o de decisión creados, al igual que en los tradicionales. Es evidente que la participación está íntimamente relacionada con el reconocimiento y ejercicio de los derechos de las mayorías, pero sentirse sujeto de derechos va más allá de su consagración en una constitución o en una ley; este ha sido el trabajo del feminismo: que las excluidas se reconocieran ciudadanas, no sólo con deberes sino con derechos y que iniciasen un proceso de exigibilidad individual y colectivo. Lo anterior pasa por su reconocimiento en tanto sujetos sociales y por la valoración de sus aportes a la sociedad en su conjunto, así como el conocimiento, introyección y ejercicio de sus derechos.

Tipo de documento: Documento de trabajo - Monograph Documentación

Palabras clave: Empoderamiento, Participación Política de la Mujer, Liderazgo, Mujeres en Política, Procesos de Formación, Organizaciones de Mujeres, Colectivos Feministas, Redes

Temática: 3 Ciencias sociales - Social sciences3 Ciencias sociales - Social sciences 36 Problemas y servicios sociales, asociaciones - Social problems and social services





Fuente: http://www.bdigital.unal.edu.co


Introducción



LIDERAZGOS DE MUJERES, PARTICIPACIÓN Y REPRESENTACIÓN EN EL PODER LOCAL 1 23 1.
DEMOCRACIA, DERECHOS HUMANOS Y PARTICIPACIÓN -Las mujeres hemos avanzado, con paso firme, hacia la conquista de muchos de los espacios de los que estábamos siendo excluidas por pertenecer a un determinado sexo.
Finalmente, aunque con bastante retraso en el tiempo y poniendo de manifiesto desigualdades latentes, en función de los territorios y las culturas, hemos ido alcanzando los Derechos Humanos-. Teresa Jiménez Vílchez Directora Instituto Andaluz de la Mujer 24 I LIDERAZGOS DE MUJERES, PARTICIPACIÓN Y REPRESENTACIÓN EN EL PODER LOCAL 1.
Acercándonos a la democracia En la Grecia antigua se habló de una sociedad democrática, pero lo que se olvida mencionar a menudo, es que ese Gobierno del Pueblo no incluía en ese vocablo a todos los seres humanos.
Sólo eran pueblo un pequeño sector de la sociedad, constituido por aquellos que detentaban en alguna medida el poder; en la democracia griega, no estaban incluidas las mujeres. Con el paso del tiempo el concepto de democracia fue sustituido por el de monarquía, hasta que durante la Revolución Francesa volvió a retomarse el concepto.
Documentos como el Contrato Social y la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, contribuyen a viabilizar la esencia de la democracia y el de pueblo como sujeto en donde reside la soberanía. A finales del siglo diecinueve, el marxismo interpela al concepto de democracia ligado exclusivamente al de Estado y afirma que éste, tal como se ha constituido es la mediación para que las clases dominantes ejerzan su poder sobre los desposeídos. Para Giovani Sartori, se deben distinguir tres aspectos: la democracia como principio de legitimidad, como sistema político y como ideal. La democracia como principio de legitimidad postula que el poder deriva del -demos-, el pueblo, y se basa en el consenso verificado, no presunto, de los ciudadanos.
En la democracia no se aceptan auto investi...






Documentos relacionados