Los cuerpos angélicos de la posmodernidad Reportar como inadecuado




Los cuerpos angélicos de la posmodernidad - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.





Tipo de documento: Artículo - Article

Información adicional: Desde el Jardín de Freud se reserva los derechos de reproducción y publicación de la obra en cualquier medio impreso y-o digital que permita el acceso público a la misma.Excepto que se establezca de otra forma, el contenido de esta revista cuenta con una licencia Creative Commons -reconocimiento, no comercial y sin obras derivadasâ- Colombia 2.5, que puede consultarse en http:-creativecommons.org-licenses-by-nc-nd-2.5-co-





Fuente: http://www.bdigital.unal.edu.co


Introducción



Los cuerpos angélicos de la posmodernidad POR MARIO BERNARDO FIGUEROA Gérard Pommier, Los cuerpos angélicos de la -Dejemos los cielos a ángeles y gorriones- posmodemidad, Ediciones Nueva Visión, Buenos Aires, 2002.
144 páginas.
de esta manera, en el futuro los ángeles Traducción: Paula Mahler.
aesalolaaos de la tierra para que ésta quedara reservada que al renunciar al padre de la religión el final de su texto su morada para salir del infantilismo gracias a la claridad en que habrían obtenido de una -educación para la realidad-. 1927, condensa su posición trente a la IIUSlon que La lectura del texto de Gérard Pommier, manidad la religión y expone la propia, la de que la ciencia y el mayor conocimiento que gracias a ella acumula el hombre, le Los cuerpos an­ gélicos de la posmodernidad, me evocó los planteamientos de dará a éste las herramientas necesarias no sólo para Freud a los que hice referenc~, ya que desde su título transformar los objetos de la naturaleza y ponerlos a su Pommier nos plantea que justamente en los actuales disposición, sino también para comprender las difíciles momentos la tierra está habitada por ángeles, con la relaciones entre los seres humanos y reglarlas de mejor particularidad de que para ellos, al haber perdido el manera.
Armada de estos instrumentos la humanidad ideal, no hay cielo, ni progreso, ni mundo mejor (más podría entonces ser consciente de sus limitaciones y allá o acá) por el que sea necesario luchar o que se prescindir de las promesas de protección y recompen­ pueda transmitir como herencia prometida a la des­ sa hechas por el padre de las religiones monoteístas: cendencia; es también en este sentido que -Perdiendo sus esperanzas en el más allá, y concen­ están deshabitados gracias a la caída de Dios o de políticos o religiosos.
Así, estos nuevos ánge­ trando en la vida terrenal todas las fuerzas así libera­ lazos que antes los...






Documentos relacionados