El discurso visual del cuerpo barroco neogranadino Reportar como inadecuado




El discurso visual del cuerpo barroco neogranadino - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



En su conocida autobiografía, la monja neogranadina Joscepha de Castillo describía una de sus tantas visiones: -Me parecía que ¡Jesús! estaba cerca de mí como cuando andaba en el mundo, y que tenia a las espaldas los instrumentos de la pasión; y tocando con la mano derecha



Tipo de documento: Artículo - Article

Información adicional: Desde el Jardín de Freud se reserva los derechos de reproducción y publicación de la obra en cualquier medio impreso y-o digital que permita el acceso público a la misma.Excepto que se establezca de otra forma, el contenido de esta revista cuenta con una licencia Creative Commons -reconocimiento, no comercial y sin obras derivadasâ- Colombia 2.5, que puede consultarse en http:-creativecommons.org-licenses-by-nc-nd-2.5-co-





Fuente: http://www.bdigital.unal.edu.co


Introducción



El discurso visual del cuerpo barroco neogranadino- JAIME HUMBERTO BORlA GÓMEl n su conocida autobiografía, la monja neogranadina Josepha de Castillo des­ cribía una de sus tantas visiones: liMe parecía que [Jesús] estaba cerca de mí como cuando andaba en el mundo, y que tenía a las espaldas 105 instrumen­ tos de la pasión; y tocando con la mano derecha el clavo de la izquierda, le decía: -aquí est0Yt alma, ¿qué quieres?-, con un modo de severidad, como si dijera: gozar? Pues ahora es tiempo de padecer.
Sin proponérselo, la clarisa que escribía en la primera mitad del siglo XVIII, revelaba uno de los elementos caracte­ rísticos del barroco: el ascenso de la conciencia de cuerpo. Los discursos narrativos como el de Josepha tenían por función primordial crear imágenes.
Pero éstas formaban parte de un conjunto mucho más amplio de experien­ cias discursivas que se desarrollaron con la Contrarreforma.
A par~r del concilio de Trento hubo un interés especial por crear también un discurso visual, esto es, de la obra pictórica.
Esta situación coincidió con los avances de la cristianización en el Nue­ vo Mundo, por lo que el artículo parte de la siguientes preguntas: ¿cómo se elaboró el discurso visual del cuerpo barroco? y a manera de ejemplo, lcuál fue su recepción en la Nueva Granada? Para responder esta última pregunta se llevará a cabo un primer acercamiento a un conjunto significativo de pinturas, a partir de las cuales se preten­ den establecer los modelos de cuerpo como un espacio ideal de espiritualidad y los en la conformación del -cuerpo social-. Esva investigacíón cuenta con el apoyo del Instituto Colombiano para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología Francisco José de Caldas (COLCIENClAS). 1 SOR FRANCISCA JOSEPHA DE LA CONCEPCiÓN, Su vida, escrita por ella De manera semejante al proceso que se llevó a cabo en otros territorios de América misma pormandado de su confesor, Bogotá, Biblioteca de Autores...






Documentos relacionados