Cuerpo de niño Reportar como inadecuado




Cuerpo de niño - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Es un prejuicio contemporáneo creer que la medicina detenta el discurso más autorizado sobre el cuerpo; paradójicamente, no hay disposición a considerarla como discurso, sino como ejercicio clentífico. Sin embargo, la práctica médica se inicia en la relación clínica. es decir, en el cuestionamiento que hace el paciente del estado de su cuerpo, ínscribiendo una demanda.

Tipo de documento: Artículo - Article

Información adicional: Desde el Jardín de Freud se reserva los derechos de reproducción y publicación de la obra en cualquier medio impreso y-o digital que permita el acceso público a la misma.Excepto que se establezca de otra forma, el contenido de esta revista cuenta con una licencia Creative Commons -reconocimiento, no comercial y sin obras derivadasâ- Colombia 2.5, que puede consultarse en http:-creativecommons.org-licenses-by-nc-nd-2.5-co-





Fuente: http://www.bdigital.unal.edu.co


Introducción



Cuerpo de niño AíOA SOTELO CÉSP DES s un prejuicio contemporáneo creer que la medicina detenta el discurso más autorizado sobre el cuerpo; paradójicamente, no hay disposición a considerarla como discurso, sino como ejercicio científico.
Sin embargo, la práctica médica se inicia en la retación clínica, es decir, en el cuestionamiento que hace el paciente de su cuerpo, inscribiendo una demanda que dirige al médico.
Pero existe una entre esa interrogación y la respuesta que la medicina moderna extrae del cono­ la máauina onlánica.
La mirada médica se dirige a ubicar la lesión en un cimiento natomo-patológica de las enfermedades.
Sin engranaje, sino de la superación de embargo, el rAbríAn médico-pacien­ esa disimetría, esto es, de develar el eqUIvoco que separar el te.
El buen clínico, más que ojo, posee una oreja que nivel de las afecciones orgánicas del nivel donde se ubica lo que el paciente Ahora bien, en el ámbito de la práctica pediátrica, quien cuestiona el niño es su cuidador: su madre, su profesor, su tutor, etc.
Este elemento caracteriza relaciones del niño con su cuerpo.
Son los otros quienes hablan de él y se procuran como interlocutor al discurso más autorizado: el discurso médico.
Hay que destacar el creciente interés que ese discurso manifiesta por el cuerpo, particularmente por el cuerpo de los niños y los jóvenes, y el poder atribuido a la medicina para hacer que el cuerpo de los mayores aparente ser un cuerpo de niño o un cuerpo joven.
Esta pretensión constituye un en la práctica médica cada vez más difundido, hasta erguirse en un ideal de la ¿Qué explica y qué implicaciones tiene este cuerpo de niño como ideal de la masa? La masificación y el cuerpo como objeto de los discursos son tratados desde como cuando Hanna Arendt explica las diferencias entre un régimen otras términos que se confunden en el discurso corriente.
Dice autoritario y uno 128 UNIVERSIDAD NA( ONA DE COLOMBIA ella que si...





Documentos relacionados