Situación del cuerpo en internet: callejón sin salida de la teoría de la comunicación Reportar como inadecuado




Situación del cuerpo en internet: callejón sin salida de la teoría de la comunicación - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Una extensión corporal hace posible, a la manera de una prótesis! salvar una distancia, geográfica en principio, como en el caso de la lanza, la cerbatana o la flecha. Un cierto dominio del arco permite desde hace mucho tiempo alcanzar un objetivo que se halla fuera del alcance humano: un ave que se apresta a volar, un mico que huye por entre las ramas.

Tipo de documento: Artículo - Article

Información adicional: Desde el Jardín de Freud se reserva los derechos de reproducción y publicación de la obra en cualquier medio impreso y-o digital que permita el acceso público a la misma.Excepto que se establezca de otra forma, el contenido de esta revista cuenta con una licencia Creative Commons -reconocimiento, no comercial y sin obras derivadasâ- Colombia 2.5, que puede consultarse en http:-creativecommons.org-licenses-by-nc-nd-2.5-co-





Fuente: http://www.bdigital.unal.edu.co


Introducción



Situación del cuerpo en internet: Callejón sin salida de la teoría de la comunicación Pío EDUARDO SANMIGUE na extensión corporal hace posible, a la manera de una prótesis, salvar una distancia, geográfica en principio, como en el caso de la lanza, la cerbatana o la flecha.
Un cierto dominio del arco permite desde hace mucho tiempo alcanzar un objetivo que se halla fuera del alcance humano: un ave que se apresta a volar, un mico que huye por entre las ramas con una agilidad que no está a disposición del hombre.
Pero es cierto que son ejemplos de los que podemos que hoy guardamos una cierta distancia, simplemente porque ya no tenemos necesi­ dad de salir de esa manera a buscar el alimento para el grupo a pesar conservar en ciertos pasatiempos la añoranza de dichas actividades, como cuando se crean cotos de caza y pesca con tiempos de veda y de autorización donde desplegamos los arte­ factos más modernos para el efecto, o unos más rudimentarios en los que queda más comprometido el cuerpo que en los primeros.
Podemos decir que al mismo tiempo que con esos inventos el hombre prolonga sus brazos para alcanzar lo inalcanzable, hace más fuerte sus garras para apresar lo que necesita sostener, afila el canto de su mano para partir la madera o el hueso, calienta su aliento para fundir el metal, se calza las del gato con botas para asistir pronto a los parajes más lejanos, inventa las alas para mirar desde perspectivas insospechadas, al mismo tiempo que esas prótesis le permi­ ten conservar el hielo en tiempos calientes y el calor en medio de profundas heladas, esas extensiones corporales son la salvaguarda de su cuerpo, la retracción de éste ante el peligro, el esfuerzo y el compromiso que le conciernen en el acto que acomete. Quiero decir que el cuchillo que clava en la garganta del mamut le ahorra tener hincar sus propios dientes en un cuero tal vez demasiado resistente, la lanza lo guarda de abalanzarse sobre la presa conservando una cierta dist...






Documentos relacionados