La guerra civil de 1876-1877 y el castigo de los “curas rebeldes”: el caso del obispo de pamplona,ignacio antonio parra Report as inadecuate




La guerra civil de 1876-1877 y el castigo de los “curas rebeldes”: el caso del obispo de pamplona,ignacio antonio parra - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.



La primera semana del año 1878, custodiado por la 2ª compañía del Batallón Santander al mando del capitán Alejandro Azuero, el obispo Ignacio Antonio Parra de la diócesis de Nueva Pamplona era llevado a la ciudad de Barranquilla, lugar en donde debía cumplir una pena de dos mil días de confinamiento. Algunos días antes de su partida, el presidente del Estado Soberano de Santander, el liberal-radical Marco Antonio Estrada, se había presentado ante el obispo Parra para comunicarle personalmente la sentencia que le privaba del derecho a ejercer sus funciones ministeriales y le imponía una multa de dos mil pesos, multa que de no ser saldada al término de ocho días debía ser reemplazadapor la pena de confinamiento, a razón de un día por cada peso de multa1.

Tipo de documento: Artículo - Article

Información adicional: Se autoriza la reproducción sin ánimo de lucro de los materiales, citando la fuente.

Palabras clave: Batallón Santander, Obispo, Estado Soberano, Funciones ministeriales.





Source: http://www.bdigital.unal.edu.co


Teaser



243 La guerra civil de 1876-1877 y el castigo de los “curas rebeldes”: el caso del obispo de Pamplona, Ignacio Antonio Parra* Presentación La primera semana del año 1878, custodiado por la 2ª compañía del Batallón Santander al mando del capitán Alejandro Azuero, el obispo Ignacio Antonio Parra de la diócesis de Nueva Pamplona era llevado a la ciudad de Barranquilla, lugar en donde debía cumplir una pena de dos mil días de confinamiento.
Algunos días antes de su partida, el presidente del Estado Soberano de Santander, el liberal-radical Marco Antonio Estrada, se había presentado ante el obispo Parra para comunicarle personalmente la sentencia que le privaba del derecho a ejercer sus funciones ministeriales y le imponía una multa de dos mil pesos, multa que de no ser saldada al término de ocho días debía ser reemplazadapor la pena de confinamiento, a razón de un día por cada peso de multa1. Dicha sentencia fue dictada por el poder Ejecutivo de la Unión el 30 de noviembre de 1877, después de que un breve juicio sumario hubiera hallado al obispo Parra culpable de desobedecer leyes nacionales, de incitar a otros a desconocerlas y de pretender hacer que las constituciones de su religión prevalecieran sobre las insti- * “Memorial de algunas vecinas de Pamplona al Presidente de los Estados Unidos de Colombia”.
Archivo General de la Nación (en adelante AGN), Sección República, Fondo Ministerio de lo Interior y Relaciones Exteriores, publicación en microfilm, rollo 21, folios 290r a 295v.
Agradezco al profesor Luis Javier Ortiz Mesa sus sugerencias para la realización de esta presentación. 1.
Cfr.
Nelson Parada Gómez, “Ignacio Antonio Parra: el obispo romanizador de la diócesis de Nueva Pamplona” (Tesis de Pregrado en Historia, Universidad Industrial de Santander, 2004), 35-36. No.
24, MEDELLÍN, COLOMBIA, ENERO-JUNIO de 2013, PP.
243-256 244 La guerra civil de 1876-1877 y el castigo de los “curas rebeldes”: el caso del obisp...






Related documents