Una nueva traducción de la fenomenología del espíritu Reportar como inadecuado




Una nueva traducción de la fenomenología del espíritu - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



G. W. F. Hegel. -Fenomenología del Espíritu-. Traducción, estudio y notas de Alfredo Llanos. Buenos Aires: Editorial Rescate, 1991.

Tipo de documento: Artículo - Article





Fuente: http://www.bdigital.unal.edu.co


Introducción



RESENA UNA NUEVA TRADUCCIÓN DE LA FENOMENOLOGÍA DEL ESPÍRITU G.W.F.Hegel.
Fenomenología del Espíritu.
Según el texto de la edición de la Rheinisch-Westfálísche Akademie der Wissenschaften, Dusseldorf (1980), editada por Wolfgang Bonsíepen y Reinhard Heede.
Traducción, estudio y notas de Alfredo Llanos.
Editorial Rescate, Buenos Aires 1991. Quienes estamos familiarizados con el texto alemán de la Fenomenologia del Espíritu, sabemos que la ya clásica traducción de Wenceslao Roces, editada por el Fondo de Cultura Económica, aunque deja ver un buen conocinüento del idionu alemán por parte del traductor, con frecuencia oscurece itmecesariamente el texto de Hegel, dejando transparentar una incomprensión del nüsmo en el momento de traducirlo.
Por eUo, bien vale la pena esperar que una nueva traducción venga a corregir esas deficiencias y a ofrecer un texto en castellano que no presente .layores dificultades de lectura que el original alemán, o que al menos sea tan confiable como para sustentar una lectura cuidadosa y detallada. Desgraciadamente este no es el caso con la traducción que nos ocupa. Tenemos que decir que la misma se queda muy atrás de la traducción de Roces, y que con ella se presta un flaco servicio a la comprensión del texto hegeliano. Para justifícar este severo juicio, basta con aportar algunos claros ejemplos tomados del Prólogo, cuya lectura nos bastó para convencemos de no continuar leyendo el resto de la obra.
Las insuficiencias son tales y tan numerosas, que resulta penoso avanzar en la lectura.
Veamos algunos ejemplos protuberantes. Es cierto que en los escritos de Hegel ocurren algunos anacolutos, pero este caso no es frecuente en la Fenomenologia.
Pues bien.
Llanos nos ofrece algunos que no se hallan en el texto original.
Ya en el primer párrafo del Prólogo leemos: Porque también lafilosofia,por existir esencialmente en el elemento de la urüversaUdad, c^ue encierra en sí lo particular, de modo que en eüa se veri...






Documentos relacionados