Phrónesis y sophía: reflexiones sobre la mejor y más perfecta virtud en la ética a nicómaco Reportar como inadecuado




Phrónesis y sophía: reflexiones sobre la mejor y más perfecta virtud en la ética a nicómaco - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Phrónesis y Sophía: reflexiones sobre la mejor y más perfecta virtud en la Ética a Nicómaco

Tipo de documento: Artículo - Article





Fuente: http://www.bdigital.unal.edu.co


Introducción



PHRÓNESIS Y SOPHÍA REFLEXIONES SOBRE LA MEJOR Y LA MÁS PERFECTA VIRTUD EN LA ÉTICA A NICÓMACO Catalina López catalinalg@gmail.com El libro I de la Ética a Nicómaco comienza con la siguiente aseveración: “Todo arte y toda investigación, y del mismo modo toda acción y elección, parecen tender a algún bien” (E.N.1094a 1)1.
Partiendo de allí, Aristóteles concluye que, en tanto existen diferentes cosas y dichas cosas tienden a distintos fines, es evidente que existe, asimismo, una diversidad de bienes.
Adicionalmente, Aristóteles afirma que estos fines admiten un ordenamiento, es decir, una subordinación de unos a otros. Teniendo en cuenta esto último, a saber, que en el planteamiento aristotélico existe una pluralidad de bienes que puede jerarquizarse, cabe preguntar si “existe, […], algún fin de nuestros actos que queramos por él mismo y los demás por él” (E.N.
1094a 18).
Aristóteles responde afirmativamente a este cuestionamiento.
Para el autor, debe existir un fin último que sea elegible por sí mismo y a causa del cual se elijan las demás cosas, pues de no ser así se caería en un proceso infinito y “el deseo sería vacío y vano” (E.N.
1094a 21).
¿Cuál es entonces dicho fin y en qué consiste? Tal como lo afirma Aristóteles en el Libro I de la Ética a Nicómaco, el hombre busca, a partir de sus acciones y sus elecciones, un bien perfecto y suficiente: la eudaimonía.
Pero, ¿en qué consiste dicho bien supremo? ¿Cómo es posible llegar a él? Basado en que el bien de cada cosa se entiende como la correcta realización de su función, Aristóteles se propone encontrar la función propia del hombre y establecer, a partir de ella, en qué consiste el bien supremo. Según Aristóteles, “la función del hombre es una cierta vida, y ésta una actividad del alma y acciones razonables” (E.N.
1098a 7).
De ahí que el bien supremo que el hombre persigue con sus actos consista en la realización afortunada de esta función, ...






Documentos relacionados