El oficio del investigador en la historia económica Reportar como inadecuado




El oficio del investigador en la historia económica - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Un reconocido economista, investigador y docente, traza aquí de modo retrospectivo y con fines didácticos su trayectona intelectual. Lo que originalmente fue producto de una entrevista para una emisión radial divulgativa, se reelabora luego en la forma de

Tipo de documento: Artículo - Article





Fuente: http://www.bdigital.unal.edu.co


Introducción



E l oficio del investigador en la Historia E c o n ó m i c a Salomón Kalmanovitz-* Introducción A gradezco la invitación de Femando Zalamea para hablar desde un punto de vista personal de los avatares del oficio de investigador en historia económica colombiana.
Creo que el investígador comienza por tener un talante inconforme y, por lo tanto, crítico.
Algún problema—comenzando por el universo pero abarcando todos los ámbitos de la vida individual y social— lo ha embargado y obsesionado.
Debe remitírse a las raíces, a los orígenes de los problemas para encontrarles una solución.
Es un estado del alma sombrío, una preocupación permanente que lo lanza auna búsqueda.
En el caso de las ciencias sociales hay un resquemor político en algún momento que conduce al individuo a justíficar la sociedad —si la siente amenazada y la quiere— o cuestionarla, si es que se siente oprimido en ella.
En todos los casos, está el llamado, la vocación, lo que en otros tíempos era casi exclusivamente el llamado religioso.
Es un compromiso de vida con una ciencia o una profesión, adoptando ciertas reglas de austeridad, rigor y disciplina, un ascetísmo académico, que es lo que hace posible que una persona le dedique tanto tíempo a servir su objeto del conocimiento, sin consideración especial por lograr un reconocimiento material. En el fondo, sin embargo, hay también una sed, a veces insaciable, de trascendencia frente a uno o vanos públicos.
Max Weber dice que la vanidad es -una enfermedad ocupacional- en los círculos académicos y de investígadores.^ * Economista, Profesor Titular Facultad de Ciencias Económicas Universidad Nacional.
Codirector Banco déla República- Artículo cedido especialmente parala Redsta Colombiana de Socióloga. W.G.
Runciman (edi.), Weber, Selectionsin Translation, Cambridge University Press, 1978,p.
213. El oficio del investigador en la Historia Económica En el caso del historiador económico es especialmente manif...






Documentos relacionados