Mis cinco lecciones de vida Report as inadecuate




Mis cinco lecciones de vida - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.

17 Ética Filosofía, moral - Ethics



Tipo de documento: Documento de trabajo - Monograph Documento de trabajo

Palabras clave: Megatendencias, Ciencias cognitivas, Capital humano, Binomio mente-cerebro, Estrategia-estilos de aprendizaje y las taxonomías implicadas, Memoria y aprendizaje, Estructura organizacional, Pedagogía, Sistema educativo, Teorías del aprendizaje, Técnicas eficientes de estudio, Eficiencia personal, Empoderamiento cognitivo, Autocuidado

Temática: 6 Tecnología ciencias aplicadas - Technology 62 Ingeniería y operaciones afines - Engineering





Source: http://www.bdigital.unal.edu.co


Teaser



Presentado a la Revista Selecciones en Febrero 2 de 2014 MIS CINCO LECCIONES DE VIDA -William Álvarez Montoya Es la tarde del Domingo 26 de Enero de 2014.
El clima ha estado frío, contrario a la época del año en estas latitudes del trópico (resido en Medellín, Colombia).
Me estoy arrellenando en mi cubil preferido, es decir en mi lado de la cama en la alcoba que comparto con mi esposa, María del Pilar, “Pili”, desde hace ya casi 36 años (los cumpliremos el próximo 19 de Marzo).
Me he calado los audífonos y estoy escuchando el primer movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven, mi favorita, de la “Tablet” que me ha regalado mi hija Maritza, al igual que nos regaló la cama el año pasado, para reemplazar la “vieja cama” que nos acompañó y nos soportó por más de 35 años.
Mi propósito inicial, aprovechando que Pili está en la sala (o estancia) viendo películas con Maritza, era echarme en los dulces brazos del motoso (la siesta).
Pero, por alguna oculta razón, recorro con mi vista el cerro de libros, documentos y papeles que está a mi derecha más allá de la mesita de noche, recostado a la pared.
De inmediato, identifico en la parte superior la Revista Selecciones de Febrero-2014.
Ayer, Sábado 25 de Enero-2014, cuando estuve con Pili comprando víveres en el supermercado, la incluí, como cada fin de mes, en el carrito de compras.
Vívidamente rememoro, como si fuera ayer, los eventos de hace casi 52 años, cuando tenía 14 o 15 años de edad y estaba iniciando la secundaria (por razones de los desplazamientos forzados, debidos a la guerra iniciado en 1948, año de mi nacimiento, y la normatividad de la época, empecé la primaria como a los 9 años cumplidos).
Era un lluvioso Sábado.
Había llegado a la casa de mi mejor amigo de la secundaria y era deprimente el estado psicoemocional en el cual me encontraba.
Pero dado mi temperamento con fuertes tendencias introspectivas, me lo “tragaba todo para mí”.
La vida me era en extre...






Related documents