Explorando el barrio. caldodecultivo. bogotá-tarragona, colombia-españa Reportar como inadecuado




Explorando el barrio. caldodecultivo. bogotá-tarragona, colombia-españa - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Gabriela Córdoba Vivas ; Guillermo Camacho ;DEARQRevista de ArquitecturaJournal of Architecture 2015, 16

Autor: Unai Reglero Porras

Fuente: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=341642321007


Introducción



DEARQ - Revista de Arquitectura - Journal of Architecture ISSN: 2011-3188 dearq@uniandes.edu.co Universidad de Los Andes Colombia Reglero Porras, Unai; Córdoba Vivas, Gabriela; Camacho, Guillermo Explorando el barrio.
Caldodecultivo.
Bogotá-Tarragona, Colombia-España DEARQ - Revista de Arquitectura - Journal of Architecture, núm.
16, julio, 2015, pp.
164167 Universidad de Los Andes Bogotá, Colombia Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=341642321007 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto Explorando el barrio.
Caldodecultivo. Bogotá-Tarragona, Colombia-España Unai Reglero Porras Gabriela Córdoba Vivas Guillermo Camacho La palabra explorar remite necesariamente a dos cosas: por una parte, a la acción de recorrer un territorio desconocido o por descubrir, y por otra —o quizás por lo tanto— a la construcción de conocimiento sobre ese lugar.
Explorar, implica investigar, analizar, reconocer y representar el lugar que se recorre.
Pero esa producción de conocimientos y representaciones, lejos de ser neutral, parte de una mirada civilizadora, asociada estrechamente a la colonización, es decir, a la dominación de un territorio, a menudo salvaje y peligroso. Si otrora el nuevo mundo era imaginado como el lugar de la barbarie y el pecado, habitado por monstruos y seres sin alma, hoy es en el barrio popular donde se ubica la decadencia y la barbarie.
Allí seres “otros”, inmigrantes, delincuentes, traficantes, drogadictos, y toda clase de mezclas perniciosas amenazan a la sociedad civilizada, que en contraposición se presenta a sí misma como el lugar donde reina el orden, la urbanidad, la moral y las buenas costumbres.
Pero si nuestra intención es combatir los ...





Documentos relacionados