El trabajador del tiempo y la naturaleza: su historia Reportar como inadecuado




El trabajador del tiempo y la naturaleza: su historia - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Timoteo Hernández V. ; Anastasio C. Hernández ;Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas 2015, 2

Autor: Beatriz E. Madrigal C.

Fuente: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=263141553003


Introducción



Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas ISSN: 2007-0934 revista_atm@yahoo.com.mx Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias México Madrigal C., Beatriz E.; Hernández V., Timoteo; Hernández, Anastasio C. El trabajador del tiempo y la naturaleza: su historia Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas, vol.
2, octubre, 2015, pp.
29-36 Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias Estado de México, México Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=263141553003 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto Chapingo, Texcoco, Edo.
de México 01, 02 y 03 de octubre de 2015 p.
29-36 El trabajador del tiempo y la naturaleza: su historia Beatriz E.
Madrigal C.1, Timoteo Hernández V.
y Anastasio C.
Hernández bmadrigalc@hotmail.com. Introducción Esta es la historia de vida1 de Don Timoteo Hernández Valdés, granicero de Tequexquinahuac, Texcoco, Estado de México.
Granicero es un oficio de origen prehispánico dado a los Teciuhtlazqui, teciuhpeuhqui, esto es “el que arroja el granizo” y “el que vence al granizo” (López-Austin, 19672). El trabajador del tiempo y la naturaleza, como prefiere llamar su oficio Don Timoteo, en términos más modernos, es el encargado de gestionar y solicitar el agua para la comunidad, ante Dios y seres espirituales encargados de ella, que él considera sus padrinos; con su ayuda también puede alejar las nubes cargadas de granizo o aguaceros dañinos a los cultivos del poblado.
Se considera que existen ciertas personas a las que se les da ese don.
Damos pues la palabra a Don Timoteo Hernández Valdés y a su papá Don Anastasio Crescencio Hernández, quién lo ha acompañado y guiado en este ofic...





Documentos relacionados