Luis enrique sepúlveda, coleccionista de imágenes y desencanto Reportar como inadecuado




Luis enrique sepúlveda, coleccionista de imágenes y desencanto - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

La Colmena 2012, 76

Autor: Miguel Ángel Alvarado

Fuente: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=446344460004


Introducción



La Colmena ISSN: 1405-6313 lacolmena@uaemex.mx Universidad Autónoma del Estado de México México Alvarado, Miguel Ángel Luis Enrique Sepúlveda, coleccionista de imágenes y desencanto La Colmena, núm.
76, octubre-diciembre, 2012, pp.
87-89 Universidad Autónoma del Estado de México Toluca, México Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=446344460004 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto Luis Enrique Sepúlveda, coleccionista de imágenes y desencanto Miguel Ángel Alvarado Utiliza cualquier superficie y cualquier tema.
El dibujo no es una Luis Enrique Sepúlveda, coleccionista de imágenes y desencanto Miguel Ángel Alvarado La Colmena 76, octubre-diciembre 2012 cuestión inspiracional y una de las recetas para obtener algo es insistir. Toluqueño por adopción, Luis Enrique Sepúlveda Aguilar ha desarrollado una técnica del dibujo que recuerda la excelencia de la secuencia narrativa, mejor entendida en novelas gráficas de corte europeo —si es que eso existe— o en los trabajos más pormenorizados de personajes como David Mack y su sorprendente serie Kabuki, o el gurú del mago plástico Dave McKean, el norteamericano Barron Storey. Sin asustarse, Sepúlveda propone el caos como principio creador, pues su camino es la aniquilación.
Poco a poco, e incluso sin que lo sepa, capas enteras de él mismo se derrumban sin más mientras su dibujo se transforma —y al mismo tiempo permanece idéntico a sí mismo— para dejar lo elemental, que puede percibirse fácilmente, porque la realidad, su modelo cotidiano, está presente por encima de otras argucias. No todo es secuencia para Luis Enrique Sepúlveda, quien, con su plástica, explora una literatura que a otros l...





Documentos relacionados