Una médica cubana internacionalista llega a la ciudad venezolana de mérida. Report as inadecuate




Una médica cubana internacionalista llega a la ciudad venezolana de mérida. - Download this document for free, or read online. Document in PDF available to download.

MEDISAN 2013, 17 1

Author: Odalis García Paneque

Source: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=368444989019


Teaser



MEDISAN E-ISSN: 1029-3019 comite.medisan@infomed.sld.cu Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba Cuba García Paneque, Odalis Una médica cubana internacionalista llega a la ciudad venezolana de Mérida. MEDISAN, vol.
17, núm.
1, 2013, pp.
164-165 Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba Santiago de Cuba, Cuba Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=368444989019 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto MEDISAN 2013; 17(1):164 CRÓNICA Una médica cubana internacionalista llega a la ciudad venezolana de Mérida. A Cuban internationalist female doctor arrives to the Venezuelan city of Mérida. MsC.
Odalis García Paneque Hospital General Docente “Orlando Pantoja Tamayo”, Contramaestre, Santiago de Cuba, Cuba. Era 29 de junio del 2011.
En medio de aplausos y un júbilo contagioso, la Brigada Médica No.
24, de la cual formo parte, llegó al Aeropuerto Internacional “Simón Bolívar” del Estado Vargas, en Venezuela. A través de la ventanilla del avión, miraba los impresionantes cerros de Catia la Mar.
A mi mente venía el recuerdo de lo acontecido en el año 2002, cuando el pueblo humilde, excluido y antes ignorado, como un mar enfurecido, bajó hasta el Palacio de Miraflores a reclamar el retorno del presidente Hugo Chávez, luego del intento de golpe de estado. Unos minutos más tarde pisé tierra venezolana, la patria soñada, amiga, solidaria y revolucionaria.
Creí sentir en aquel entonces lo que Martí en su momento, cuando escribió: “… y cuentan que un viajero llegó a Caracas y sin sacudirse el polvo del camino, no preguntó donde se comía, ni donde se dormía, sino donde estaba la estatu...





Related documents