La doble cara de la existencia Reportar como inadecuado




La doble cara de la existencia - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Ciencia Ergo Sum 2010, 17 (1)

Autor: Mijaíl Málishev

Fuente: http://www.redalyc.org/


Introducción



Ciencia Ergo Sum ISSN: 1405-0269 ciencia.ergosum@yahoo.com.mx Universidad Autónoma del Estado de México México Málishev, Mijaíl La doble cara de la existencia Ciencia Ergo Sum, vol.
17, núm.
1, marzo-junio, 2010, pp.
108-110 Universidad Autónoma del Estado de México Toluca, México Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=10412443017 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto Mijaíl Málishev* * Facultad de Humanidades, Universidad Autónoma del Estado de México, México. La doble cara de la existencia La doble cara de la existencia La tentación de ser profundo engendra la Escila de la oscuridad, y de la exigencia de ser claro nace la Caribdis de la trivialidad: dos monstruos que acompañan el pensamiento filosófico desde su nacimiento. 108 Tantas cosas hubiera podido hacer y no las he hecho, y al contrario, tantas cosas he hecho, pero hubiera podido no hacer. El pluscuamperfecto me da consuelo y, a la vez, me provoca la amargura. Por atinado que sea el médico en sus diagnósticos, se pone tenso cuando espera los resultados de la autopsia. No es evidente que alguien haga sólo porque quiere hacerlo, pero es casi seguro que no lo haría, si no quisiera hacerlo, o si no existiera una razón que convirtiera el no querer en deber. Alguna vez Óscar Wilde dijo: “El verdadero misterio del mundo es lo visible, no lo invisible”.
Pero lo visible adquiere más belleza, si remite a algo enigmático que apenas se vislumbra en la neblina de lo invisible. La inspiración no dura mucho, mientras que la crítica nunca se acaba. Al fin y al cabo, el deber es servidor del ser que, no obstante, se coloca como autoridad y exige sacrificios del ser, justificándolos –una típi...





Documentos relacionados