Se fueron Reportar como inadecuado




Se fueron - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Ciencia Ergo Sum 2011, 18 (3)

Autor: Mariana Almeida

Fuente: http://www.redalyc.org/


Introducción



Ciencia Ergo Sum ISSN: 1405-0269 ciencia.ergosum@yahoo.com.mx Universidad Autónoma del Estado de México México Almeida, Mariana Se fueron Ciencia Ergo Sum, vol.
18, núm.
3, noviembre-febrero, 2011, p.
296 Universidad Autónoma del Estado de México Toluca, México Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=10420073011 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto Se fueron Mariana Almeida* Después Los hombres se han ido.
Ya no están.
Se los llevaron y con ellos a todos nosotros.
Ellos se fueron y se llevaron a Juana, a José, a María, a Fido, a Misifús. Lejos, ya no los volvimos a ver.
Los platos se vaciaron, los vasos no se volverán a llenar.
No hay música, no hay risas. Nadie camina ya sobre la acera.
No hay luces ni ruido. Sólo soledad. Ni un perro que ladra, ni el ulular de las palomas en la plaza.
Todos se han ido. Polvo y más polvo que cubre todo.
En la ventana, en el reloj que ya no tiene a nadie que lea la hora. El Sol sigue.
Viene la Luna.
No hay nada más.
Ni tristeza, ni enojo, ni orgullo.
Nada. Ellos se fueron, lo dejaron todo.
Todo quedó sin una palabra.
Polvo que lo cubre todo, silencio que no llena nada. Los hombres se han ido. Se fueron con gritos atrapados en la garganta, con la voz arrancada a cuchilladas. No hubo nada después.
Del ruido llegó el silencio, la nada del caos. Antes Los hombres estaban, riendo y llorando.
Con la voz en alto y los ojos en todo. Desiguales, diferentes por mil y un sonidos.
Divididos. Con melancolía y pasión.
Con risa, con llanto.
Con la lluvia, con la luz del Sol.
En la oscuridad y en el día, todo el tiempo con luz.
Había caricias, había heridas.
Todo estaba en caos y calma al mismo tiempo. Calma de tormenta. Después...





Documentos relacionados