Entre cronomanía y cronofobia Reportar como inadecuado




Entre cronomanía y cronofobia - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.

Ciencia Ergo Sum 2011, 18 (1)

Autor: Mijaíl Málishev

Fuente: http://www.redalyc.org/


Introducción



Ciencia Ergo Sum ISSN: 1405-0269 ciencia.ergosum@yahoo.com.mx Universidad Autónoma del Estado de México México Málishev, Mijaíl Entre cronomanía y cronofobia Ciencia Ergo Sum, vol.
18, núm.
1, marzo-junio, 2011, pp.
109-110 Universidad Autónoma del Estado de México Toluca, México Disponible en: http:--www.redalyc.org-articulo.oa?id=10416528015 Cómo citar el artículo Número completo Más información del artículo Página de la revista en redalyc.org Sistema de Información Científica Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto Entre cronomanía y cronofobia Mijaíl Málishev* * Facultad de Humanidades, Universidad Autónoma del Estado de México, México. La vejez es escuela de la sabiduría, y todavía más es la universidad de las desilusiones. Hay tres formas de cronocidio: el sacrificio del escurridizo ahora en aras del todavía enigmático; la reverencia nostálgica ante el ya no existente a costa de ofrendar el ahora aburrido; y la disolución del amenazante todavía y el decrépito ya en el omnipresente ahora. La vida humana es demasiado corta para aprender todo, y demasiado larga para morir y no comprender esta verdad. Ya que el instante está aquí y después estará allá, no puedo apropiármelo, mientras que el espacio siempre está aquí y por eso es mío. En su afán de alcanzar el nirvana budista, el creyente quisiera dejar de ser hombre para simplemente ser.
Y en su aspiración a incorporarse al cielo cristiano, quisiera ser más que un hombre: un espíritu puro. La esperanza es un instrumento inseguro de vivenciar el futuro; es un pronóstico del tiempo antes de que surgieran las observaciones meteorológicas. La historia es maestra porque siempre examina, aunque no siempre explica bien sus lecciones. La perplejidad es un híbrido entre un asombro extraño y una duda confusa, una especie del plasma mental...





Documentos relacionados