SelecciónReportar como inadecuado




Selección - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: de Balzac

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Honorato Vázquez Selección A orillas del Macará Todos duermen, y en el campo reina silenciosa calma, y sólo a intervalos muge, cuando del desierto avanza, el viento, a estrellar su furia 5 en la sierra ecuatoriana; sobrecogida, despierta la selva, crujen las ramas y, cual si sintieran miedo, unas con otras se abrazan.
10 Insomne y meditabundo, acodado a una ventana, desde aquí miro undulante la combatida montaña, por los rayos de la luna 15 a intervalos alumbrada; erguida en el horizonte, tras cuyas sutiles gasas las temblorosas estrellas parecen gotas que bajan 20 en lluvia argéntea, a sumirse en las selvas de mi patria. Como un rebaño dormido veo blanquear las casas del Macará, y a un extremo 25 una lumbre brilla escasa, -544cual la que el pastor enciende junto al redil, y a las auras deja, de la noche, aviven, si va a extinguirse, la llama.
30 ¡Ay! es la luz de la iglesia, es del Sagrario la lámpara, que alumbra allí unos misterios que sólo presiente el alma. Allí está el que, Rey de reyes, 35 hoy Pastor sólo se llama, que doquier busca a los suyos, y a quien los suyos reclaman; y que, en vigilia constante, y en espera que no acaba, 40 y en amor que no se mengua, a la luz de pobre lámpara en esa noche de olvido que extendemos por sus aras, solitario nos vigila, 45 olvidado nos aguarda. Ya voy, Señor, a tu templo a ofrendarte mi plegaria, ¡último templo, el más pobre de mi tierra ecuatoriana! 50 Voy en nombre de mi madre, en nombre de mis hermanas, en nombre de mis verdugos, y en nombre voy de mi Patria, a orar allí en tu recinto, 55 antes que la luz del alba el camino me señale por extranjera comarca. Mas, de este río interpuesto los hombres me han hecho valla: 60 aquende extranjera tierra, allende, cerca la Patria, a la que es crimen me llegue como fue crimen amarla. -545¡Oh! ¿por qué debo rendirme 65 a esa usurpación nefaria conque, viéndome indefenso, mi libertad me arrebatan? No; listo está mi caballo; ¡venga! Lanza...






Documentos relacionados