Modelos humanos en el teatro español del siglo XVIIIReportar como inadecuado




Modelos humanos en el teatro español del siglo XVIII - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Busquets

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Modelos humanos en el teatro español del siglo XVIII Loreto Busquets Università Cattolica del Sacro Cuore.
Milán. -153Los modelos humanos que ofrece el teatro neoclásico presentan una doble cara: una innovadora-revolucionaria y otra conservadora.
Esa doble vertiente no es resultado de una contradicción, de la infiltración de un pasado irreductible hispánico en un ideario renovador europeo.
Es la expresión coherente de la ideología burguesa revolucionaria, la cual lleva en su seno los elementos conservadores que aseguran la persistencia del sistema que se pretende instaurar. Hay un cuadro poco conocido que ilustra esa coexistencia de tendencias contradictorias en el ideario de la burguesía, o aristocracia, revolucionaria.
Se trata de un retrato de Camille Desmoulins, acompañado de su esposa e hijo.
Ese retrato evoca explícitamente la iconografía religiosa tradicional y, más concretamente, la Sagrada Familia de Miguel Ángel, conocida como tondo Doni.
El hombre que dirigió los primeros pasos de la Revolución y dispuso el ataque contra la Bastilla, no desdeña utilizar los moldes consagrados por la tradición que combate, para inmortalizar su persona en una imagen que exalta, idealiza y sacraliza la institución familiar, eje del nuevo sistema. La exaltación del denominado ideal estoico-revolucionario de un lado, y de unos valores burgueses del otro llegan a amalgamarse en dos cuadros famosos de JacquesLouis David: el Juramento de los Horacios y el Bruto.
Como en ellos, la tragedia neoclásica española, aun privilegiando la esfera pública de -154- la lucha y de la participación política, otorga un espacio no irrelevante a la esfera de lo privado, entre las cuales establece una estrecha relación de dependencia.
La comedia, por el contrario, focaliza el interior doméstico y las virtudes burguesas que en la Francia revolucionaria Chardin y, salvadas las distancias, Greuze, convierten en sujeto de sus pinturas. Desde el espacio intelectual-abstra...






Documentos relacionados