Mentiras que fueron verasReportar como inadecuado




Mentiras que fueron veras - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Navarro

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Mentiras que fueron veras.
Sobre otra posible fuente de Don Álvaro o la fuerza del sino Rosa NAVARRO Universitat de Barcelona Hablar de fuentes a propósito de Don Álvaro o la fuerza del sino es hacerlo del tejido con el que elaboró su extraordinaria obra el duque de Rivas.
En todas sus ediciones, es obligado dedicar un apartado a este tema.
No hay, por tanto, originalidad en mi punto de partida y sí, en cambio, el riesgo de atribuir un nexo de causa-efecto a un motivo literario presente en dos obras y cuya recurrencia pueda ser, sólo, fruto del azar.
Como dice Alberto Blecua -que es quien ha analizado más hondamente las fuentes de la obra-, (290) a propósito de las coincidencias con Les âmes du Purgatoire de Merimée: «Podría tratarse de simples coincidencias motivadas por una poligénesis cultural; las escenas finales [.] presentan paralelismos tales, que permiten descartar el azar como ingrediente genético».
(291) Ojalá pueda convencerles de lo mismo con respecto a una nueva fuente. En la raíz del Don Álvaro, hay fuentes populares y cultas.
El duque de Rivas asumía en su creación la fuerza del recuerdo de los rancios cuentos y leyendas que nos adormecieron y nos desvelaron en la infancia», como le dice a Alcalá Galiano en su dedicatoria de la obra.
(292) Pero también la tradición culta, desde Moratín o Jovellanos a Hugo o Dumas.
Ermanno Caldera, después de recordar el influjo de Cervantes, Tirso y Calderón, subraya el significado del vínculo que tiene Don Álvaro con nuestro teatro clásico: «Se instauraba, pues, una relación nueva con ese teatro clásico del cual los teóricos del romanticismo español esperaban un renovado florecimiento, pero que sólo gracias al camino abierto por el Duque de Rivas vería reverdecer sus antiguos laureles, [178] por virtud de una obra que recogía no tanto sus contenidos y sus recursos como sus aspiraciones más profundas y por lo tanto más auténticas». «Con ese espíritu -añade el ilustre hisp...






Documentos relacionados