Memorias de dos virreyes del PerúReportar como inadecuado




Memorias de dos virreyes del Perú - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: De Lavalle

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Memorias de dos virreyes del Perú J.
A.
de Lavalle Sr.
General Alcalde del H.
Concejo provincial. En meses pasados sirvióse V.
S.
remitirme una solicitud de D.
José Toribio Polo, tan ventajosamente conocido por su probada competencia en asuntos de historia patria, en la que pedía á la honorable corporación que V.
S.
meritísimamente preside, un corto auxilio para dar á la estampa las Relaciones del gobierno de los antiguos virreyes de estos en aquel entonces reinos, marqués de Mancera y conde de Salvatierra, cuyos manuscritos inéditos existían en su poder, á fin de que, en unión de los señores D. Ricardo Palma y D.
Eugenio Larrabure y Unanue, individuos correspondientes de las Reales Academias Española y de la Historia, informáramos á V.
S.
sobre el particular. Entrando en acuerdo, juzgó el primero que era suficiente el nombre del solicitante y la naturaleza de los documentos aludidos para que se accediese á su solicitud, suministrándosele el auxilio que pretendía del Concejo provincial; creíamos el segundo y el que suscribe que, no embargante aquellas razones, de peso ciertamente, era necesario tener á la vista los manuscritos referidos para emitir nuestra fundada opinión; en consecuencia, el Sr.
Larrabure y yo consignamos la nuestra y el Sr.
Palma la suya, al pie del decreto de V.
S., dejando el expediente en manos del último, para que, por su conducto, volviese á las de V.
S. Corrido va desde entonces tiempo largo de seis meses, y como —254→ no tuviese nueva noticia del asunto, suponía que el Concejo, en mérito de la muy autorizada opinión del Sr.
Palma, que bastaba seguramente para resolverlo, había accedido á la petición del señor Polo, lisonjeándome con la idea de que presto veríamos en letra de molde tan interesantes y curiosos documentos.
Así las cosas, el 30 del próximo pasado mes se presentó en mi estudio un sujeto para mí desconocido, el cual me entregó, por encargo según me dijo, del Dr.
Albarracín, dos códi...






Documentos relacionados