Erotismo y terrorReportar como inadecuado




Erotismo y terror - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Zavala

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Erotismo y terror: el fantasma del texto o cuando los espejos tienen manchas Iris M.
Zavala Situémonos en un camino solitario y en el reino de la noche, donde brillan fulgurantes unos ojos con ferocidad y deseo.
EEk! IIK! el grito de la mujer despavorida en la página en blanco son sólo onomatopeyas que en la escritura inscriben la gestualidad; al igual que los puntos suspensivos y las exclamaciones, son todos tropos y marcadores gramaticales privilegiados por la literatura fantástica y las así llamadas novelas de horror.
La geografía preferida es el castillo en ruinas, y en la oscuridad de la noche.
Este castillo está impregnado de tiempo histórico.
Este espacio temporal habla la lengua de lo desconocido y puede decirse que se asienta en la imagen de la muerte.
Se construye un tipo completamente nuevo de relación con el complejo folclórico y al mismo tiempo se dibuja la forma inquietante del cuerpo de la mujer, sorprendido e interrogado, en un juego con el inconsciente.
Las imágenes de horror pueden dividirse fundamentalmente en dos: los horrores inventados o soñados, y los horrores reales.
Estos últimos ciertamente abundan en el mundo moderno. La nueva disposición del lenguaje del erotismo y el terror a finales del siglo XVIII supone un problema hasta entonces desconocido.
Esta literatura es una cierta manera moderna de conocer el mundo empírico; una nueva mirada sobre el mundo de lo vivo en un lenguaje que anuncia el paso a borrar radicalmente la separación entre lo normal y lo patológico, lo comprensible y lo incomunicable.
Significa una aproximación hacia la región desconocida de lo inconsciente y lo imaginario, y las formas que toman en la representación.
A partir de esta modernidad y sus nuevos sistemas de valores (aquello que Bécquer llamará «prosaico»), se puede comprobar una tendencia hacia el lado oscuro, onírico y paralógico.
Contra este espejo de la reproducción se levantan como contra-discurso la fantasía y el erotismo sig...






Documentos relacionados