Entretenimientos de un prisionero en provincias del Rio de la Plata. T IReportar como inadecuado




Entretenimientos de un prisionero en provincias del Rio de la Plata. T I - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: de Moxó y de López

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Entretenimientos de un prisionero en las provincias del Rio de la Plata Tomo I Luis María de Moxó y de López Prólogo Presento al público estos ensayos literarios, que me sirvieron de útil entretenimiento poco tiempo ha, cuando estuve confinado en varios puntos de las Provincias del caudaloso rio [II] de la Plata.
Testigo entonces de la desastrosa guerra, que sufren todavía aquellos paises, mi espíritu y mi corazon padecian intensamente; y solo esta ocupacion me proporcionaba algunos intervalos de distraccion y contento: en cuyos momentos de libertad perdida, cual otro Ateniense me consideraba menos desgraciado, cuando aun me quedaba franca la entrada al Templo de las Musas.
Tan cierto es, como dice Ciceron, que las letras son un consuelo en la adversidad; y ya sea en la próspera, ó ya en la contraria fortuna forman siempre la felicidad de la vida. ¿Y como podia dejar de tener fatigado de continuo el pensamiento y despedazado el corazon con deseos insaciables de duelo y de lágrimas, viendo arder al rededor de mí la pavorosa y tremenda hoguera de la guerra intestina y civil en la que los dos partidos, ambos igualmente queridos de mi corazon, semejantes [III] á los dos hermanos enemigos de la Tebaida de Racine se traspasaban mútuamente el pecho con las espadas? al ver bullir los campos y los despoblados en impías y crueles parcialidades? los que pertenecian á una misma familia: los que profesaban un mismo culto: los que hablaban un mismo idioma darse mutuamente nombres odiosos? armarse el padre contra el hijo: el hijo embestir al padre: el hermano derribar al hermano: el amigo acechar al amigo, y hasta la jóven esposa, desdeñándose de tener sujeto el cuello á un yugo, que antes de la revolucion le pareció muy suave, preparar en secreta el veneno contra su jóven marido? .En quo discordia cives perduxit miseros. Tal era entónces, y tal es todavía el estado tan doloroso como triste de aquellas, en otro tiempo, deliciosísimas riberas.
Viv...





Documentos relacionados