Entre el cielo y la tierra; poesíasReportar como inadecuado




Entre el cielo y la tierra; poesías - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: García Balmaseda de González

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Entre el cielo y la tierra: poesías Joaquina García Balmaseda de González Al lector Prólogo de Don Manuel Cañete, individuo de número de la Real Academia Española. Muchas veces se ha repetido en estos últimos años, dentro y fuera de España, que la época presente no es época de poesía.
Nada, sin embargo, más distante de la verdad.
La indiferencia con que gran parte del público suele hoy acoger los versos que salen a luz reunidos en colección, no es suficiente motivo para estimar exacta semejante especie. Esa indiferencia, lamentable siempre como signo de poco apego a los puros y tranquilos goces del alma, es entre nosotros resultado inmediato del afán con que se ha procurado impulsar la juventud al camino de la ambición y de las luchas políticas; pero no quiere decir que este momentáneo eclipse indique la nulidad o acabamiento de la inspiración poética.
Las voces que de cuando en cuando resuenan entre el confuso clamoreo de las pasiones que engendra el desmesurado afán de intervenir en la vida pública (menos por bien de la patria, que por codicia de medros), harto claramente revelan que aún no se ha extinguido el fuego sagrado, y que arde, con celeste llama, como en fanal transparente, en el fondo de los pechos generosos.
No, la poesía no ha muerto; la poesía no puede morir, mientras haya fe y amor y caridad en el corazón del hombre.
La poesía vive, y vivirá con el virginal atractivo de inmaculadas bellezas, mientras el ser privilegiado de la creación no reniegue de sus propias condiciones, subordinando los movimientos del ánimo a las sugestiones del instinto.
En vano se jactará el moderno materialismo de haber dado el golpe de gracia a la poesía.
Cuando más la juzgue muerta, la verá surgir nuevamente de las catacumbas del espíritu, cual los primitivos cristianos, regenerada, fortalecida, pronta a dilatar su imperio por los confines de la tierra.
De estas delicadas voces que se dejan oír entre el rumor de las luchas sociales, co...






Documentos relacionados