Entre bobos anda el juegoReportar como inadecuado




Entre bobos anda el juego - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Alas

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Leopoldo Alas Entre bobos anda el juego Con muy buen acuerdo, los Sres.
Valera y Campoamor han publicado, en un tomo elegante de la casa Sáenz de Jubera, su ya famosa polémica acerca de la Metafísica y la Poesía.
La cuestión principal, pues hay muchas secundarias, accesorias e incidentales, consiste en averiguar si la metafísica y la poesía tienen utilidad o no la tienen.
El Sr. Campoamor, que es el que sostiene la utilidad de tan grandes cosas, tendrá que confesarnos que la poesía no sirve, por lo menos, para ser senador por la Universidad de Oviedo.
Muchos catedráticos de esta escuela, algo metafísicos y poéticos algunos, con el rector y el decano a la cabeza, quisieron, contando con la aquiescencia del Sr. Cánovas, también algo poeta, que el Sr.
Campoamor representara en el Senado, como hombre ilustre por sus letras y natural de Asturias, al primer centro docente de la provincia.
Pero el señor -160- Pidal, que no es nada poético, y se va olvidando de su antigua metafísica, creyó que a una Universidad le cuadraba un senador que no fuera ni bachiller, y escribiese tube, así, con b, mejor que un vate ilustre como D.
Ramón.
Y dicho y hecho: Campoamor, por disciplina, no se presentó siquiera; y el barón, con b también, de Covadonga, salió triunfante de la urna académica, demostrando la inutilidad de la poesía y de la metafísica. _____ Estas bromas, que en el fondo son algo tristes, no huelgan por completo aquí, porque algunos de los argumentos de Valera se parecen al de la senaduría, y no lo negará él por cierto.
Hay muchas personas, las más, que aunque otra cosa crean, no son capaces de reconocer lo serio como no vaya con uniforme; en cambio, los pocos que le tienen afición verdadera, y de amarlo viven, lo reconocen, por misterioso atractivo, debajo del disfraz más caprichoso.
Valera y Campoamor son dos de los españoles más seria y profundamente preocupados.
no (no es esta la palabra), interesados, por las grandes ideas, por la...






Documentos relacionados