Endecasílabos (cuasi)ternarios < asclepiadeo menor, ¿por fin, en serioReportar como inadecuado




Endecasílabos (cuasi)ternarios < asclepiadeo menor, ¿por fin, en serio - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Bigorra Mariner

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Endecasílabos (cuasi)ternarios asclepiadeo menor, ¿por fin, en serio? Sebastián Mariner Bigorra † Universidad Complutense de Madrid Al Dr.
F.
López Estrada, cuya magnanimidad le hizo un día oírme en serio tratar estos versos en Verdaguer. I En broma ya se había sugerido.
Mejor dicho, se había sugerido y pudo tomarse a chanza, entonces, la sugerencia, o, más exactamente, hacer burla de ella.
Tal la Receta, de don Juan Nicasio Gallego, mofándose del Juicio crítico, de don José Gómez de Hermosilla, con mención expresa del término en el v.
15: «[Así algún día los sabios todos, - los Hermosillas del siglo próximo - darán elogios al digno invento, - ora diciendo que son exámetros] - o asclepiadeos, ora que aumentas - [la patria lira.]» Es cierto que el mordaz teorizante no compone su «receta» precisamente a partir del verso latino de tal nombre1, sino de dos pentasílabos (v.
1: «Toma dos versos de cinco sílabas») en disposición asinartética (v.
4: «Forma de entrambos un solo verso»).
Lo es incluso que la mayoría de los productos de la humorada son decasílabos, pero no deja de preverse la posibilidad de hacer terminar en esdrújulo el primer hemistiquio, lo que da origen a once sílabas, como el v.
7 mismo, en que se completa el consejo: «algún esdrújulo de cuando en cuando», o el 18: «no hallando en Córdoba laurel bastante», etcétera.
Y aún, que de «decasílabo moratiniano» trata en este pasaje el metricólogo2 -a quien todavía Navarro Tomás remite (y con razón) como autor complexivo sobre el endecasílabo «dactílico»3- que destaca en cursiva «el pretendido asclepiadeo»; pero también que dicho autor4 cuenta entre sus «endecasílabos a minori» versos «de don Juan Gualberto González», de quien advirtió Bello que mediante tal verso había logrado hacer una buena imitación del verso asclepiadeo latino: «Mecenas ínclito, de antiguos reyes - clara prosapia, oh, mi refugio.» Menéndez y Pelayo mencionó o...






Documentos relacionados