SalinerosReportar como inadecuado




Salineros - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Obligado

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



Pastor Servando Obligado Salineros (TRADICIÓN DE 1871) A la región donde la sal se cría. I Como al presente se viaja á la región del trigo, al país de la viña, á la región del oro, cruzando por Santa Fe, Mendoza ó la Patagonia, todo el siglo pasado, el interior y hasta los comenzamientos de 1800, cada dos años se hacía un viaje hacia donde la sal se cria. De Buenos Aires, de Santa Fe y hasta de Mendoza, venían carretas, bueyes, mulada, y en largo convoy, reunidos con los salineros de Buenos Aires, partían luego, unas veces del Lujan otras de Ranchos, para la travesía del desierto. Expedición hubo, como la dirigida por el maestro de campo General don Manuel de Pinazo [ pág. ]en 1778, que reunió seiscientas carretas, doce mil bueyes, dos mil seiscientos caballos y mil hombres á más de la escolta de cuatrocientos blandengues, pardos y milicianos, y aún cuatro cañones.
Verdadero ejército con su General y oficiales á la cabeza. Para la que nos ocupa, bajaron desde Mendoza doscientas carretas, no sin haber pasado desiertos, no menos desiertos y peligrosos que los que iban á cruzar. II La del doce de Julio del año 1797, noche clara, fría y de luna llena, mesa de mantel largo reunía en la Comandancia de la Guardia de los Ranchos a jefes y oficiales de aquella avanzada frontera. Bien que doble fiesta celebraba el comandante del pueblo (General Paz, actualmente), don Miguel Tejedor, pues al honor que se le hacía de nombrarle segundo jefe de la expedición de los salineros, uníase la satisfacción de dejar fuera de cuidado á su esposa, doña Manuela Garayo, heroica como lo fueron las valientes compañeras de los Oficiales de frontera.
Esa misma mañana habíale dado, en su tercer hija, una rolliza Juana, tan bondadosa, como no la hubo mejor.
[ pág. ]Siguiendo la costumbre de aquellos buenos tiempos cristianos, inmediatamente del nacimiento se procedió al bautismo, y al ponerle el óleo sagrado á la recién nacida, llamóle el C...






Documentos relacionados