EL LÉXICO DEL VESTIDO. EXTRANJERISMOS EN EL TESORO DE LA LENGUA CASTELLANA O ESPAÑOLAReportar como inadecuado




EL LÉXICO DEL VESTIDO. EXTRANJERISMOS EN EL TESORO DE LA LENGUA CASTELLANA O ESPAÑOLA - Descarga este documento en PDF. Documentación en PDF para descargar gratis. Disponible también para leer online.



Autor: Montoya Ramírez

Fuente: http://www.biblioteca.org.ar/


Introducción



EL LÉXICO DEL VESTIDO.
EXTRANJERISMOS EN EL TESORO DE LA LENGUA CASTELLANA O ESPAÑOLA DE SEBASTIÁN DE COVARRUBIAS MARÍA ISABEL MONTOYA RAMÍREZ Universidad de Granada.
Grupo de investigaciones filológicas y de cultura hispánica imontoya@ugr.es 1.
INTRODUCCIÓN La moda1 supone constantes cambios en la ropa2 generados la mayoría de las veces por cambios sociales profundos (Montoya Ramírez, 2002: 368-373), de ahí que su léxico acuse esas variaciones y, más que en otros campos, acepte elementos ajenos, palabras de otras lenguas, algunas de las cuales tras adaptarse a la morfología y a la fonética de la lengua de acogida bien pueden permanecer con o sin variación semántica o, por el contrario, desaparecer al ser sustituidas por otras nuevas una vez que aquellas dejan de ser necesarias a la sociedad (Montoya Ramírez, 2001: 250-251).
Y es que en el léxico de la moda la creatividad y los cambios son constantes porque las formas de los trajes, los materiales con que se hacen y los usos de los mismos varían de una época a otra, de una sociedad a otra, de ahí que Covarrubias, consciente de este hecho, censure el proceder de sus coetáneos en vestidura: Todas las naciones han usado vestiduras propias, distinguiéndose por ellas unas de otras; y muchas han conservado su hábito por gran tiempo.
A los españoles en este caso nos han notado de livianos, porque mudamos traje y vestido fácilmente […] Solos los labradores, que no salen de sus aldeas, han durado mas en conservar el traje antiguo, aunque ya esto también está estragado.
[…] No es instituto mío tratar de reformaciones, pero notorio es el excesso de España en el vestir, porque un día de fiesta el oficial y su muger no se diferencian de la gente noble. Pero, ciertamente, una vez que “la cosa” (tela, modelo, adorno, etc.) es aceptada durante largo tiempo por un grupo social de prestigio y se convierte en necesaria, el término especializado3 que la designa pasa a formar parte del vocabula...






Documentos relacionados